<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

6.7.05

En el último año

Como llegamos a la mitad de la temporada, es hora de ver qué han hecho nuestros peloteros en el último año 'fiscal', es decir, cómo les ha ido desde que arrancó la segunda mitad de la temporada pasada. Estos numeritos representan lo mismo que una temporada completa, pero no cuentan igual, porque fueron obtenidos en dos años separados.

...en cualquier caso, es divertido especular y ver cómo hubiera sido esa temporada 'mixta'

Si contara como un año, César Iztúris no tendría ni chance de llegar a 200 hits, ya que desde el break del Juego de las Estrellas del 2004, solo ha conectado 179 imparables -- menos que Melvin Mora (183) y Miguel Cabrera (182). Bob Abreu se quedaría corto, nuevamente, en su búsqueda por el 40-40, sumando apenas 30 cuadrangulares y 42 estafas (cifra máxima entre los criollos - entro los demás, solo Omar Vizquel terminaría con más de 20). Esos 30 cuadrangulares serían superados únicamente por Cabrera.

Richard Hidalgo tendría la campaña más rara de todos: apenas 96 incogibles, pero 26 de ellos (27%) serían cuadrangulares. Empujaría casi tantas carreras como hits conectados (71).

Sorprendentemente, Omar Infante terminaría con más jonrones que su compañero de equipo Carlos Guillén, a quien las lesiones le robaron parte importante de la segunda mitad del año pasado y de la primera mitad de este. Infante tendría 14 vuelacercas contra los 9 de Guillén.

Pero el mejor promedio de bateo sí sería para Guillén, con .322, seguido de cerca por Mora (.317) y Cabrera (.313). Abreu comandaría cómodamente la categoría de OBP, con .427 (ni siquiera Mora tendría cerca de .400).

El gigantesco slump de casi media temporada que sufrió Víctor Martínez este año le impediría terminar con números buenos, limitándolo a apenas 20 cuadrangulares y 80 empujadas.

Entre los lanzadores destacaría claramente Johan Santana (¡oh, sorpresa!), con 20 triunfos, una efectividad de 2.54 y un K/9 de 10.94. Su WHIP sería un impresionante 0.87. Santana lideraría las Grandes Ligas con 280 ponches (34 más que Randy Johnson).

Freddy García tendría una buena actuación, apuntalada por su llegada a Chicago, con 16 victorias y apenas 6 derrotas. Su efectividad sería un poco alta, 3.76, pero aún mejor que el promedio de la liga.

El increíble Carlos Silva habría otorgado apenas 23 boletos en 199 entradas -- 1.04 por cada 9 innings. Simplemente sorprendente. También tendría 13 juegos ganados contra 4 perdidos, pero apenas 67 ponches, para un irrisorio K/9 de 3.03. Los hits permitidos por el 'extremista' Silva serían 236, dejando su WHIP en 1.30

Carlos Zambrano tendría casi la misma cantidad de ponches que de innings lanzados, 185 en 203.1, pero solo sumaría 12 victorias con una efectividad de 3.59. Víctor, el otro Zambrano, tendría 67 boletos en 119 entradas, para un horroroso BB/9 de 5.07. Sin embargo, su efectividad de 3.86 no sería tan mala...

La efectividad que sí sería mala, es la de Tony Armas jr., quien terminaría el 'año' con 5.17, aunque en solo 94 entradas lanzadas a causa de sus continuas lesiones.

El otro eterno lesionado, Kelvim Escobar, apenas tendría 8 victorias, pero en 23 salidas, y sería el único abridor además de Santana con más ponches que innings lanzados (151 en 145.1, o 9.35). Y hablando de más ponches que innings, Juan Rincón tendría 11.68, lo máximo para un criollo cuyo nombre no sea Francisco Rodríguez (12.37 -- 93 abanicados en 67.2 entradas).

Rodríguez también sería líder en salvados, con 20, tres más que Ugueth Urbina.

Estadísticas cortesía de Baseball Musings


comentarios: Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...