<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

6.9.07

Cobb y Collins

Continuando con la serie de posts relatando las biografías de los miembros del Salón de la Fama, esta semana nos toca conocer un poco más sobre las vidas de Ty Cobb, uno de los peloteros más admirados y a la vez más odiados de la historia, y de Jimmy Collins, un tercera base que jugó a finales del siglo XIX y principios del siglo XX

Ty Cobb 1904-1927

Nació: 18 de diciembre de 1886 en The Narrows, Georgia, USA
Falleció: 17 de julio de 1961 en Atlanta, Georgia, USA

Tyrus Raymond Cobb destacó como jugador de béisbol desde la infancia, participando en varios equipos amateur y semi-profesionales en el sur de los Estados Unidos, impulsado siempre por su padre, William Herschel Cobb, quien no dejaba de recordarle que no regresara a casa como un "fracaso"

Para 1905, el equipo de los Augusta Tourists vendió el contrato del joven Cobb a los Detroit Tigers por $750, haciendo que debutara en las Mayores el 30 de agosto de ese mismo año. Lamentablemente, su padre no pudo verlo llegar a las Grandes Ligas, dado que apenas 22 días antes había fallecido a manos de su propia esposa: William pensaba que Amanda, la madre de Ty, le engañaba con otro hombre y la noche del 08 de agosto se subió al techo de su casa para tratar de sorprenderla, pero Amanda lo vió a través de una ventana y pensando que se trataba de un ladrón le disparó con una de las muchas pistolas que se mantenían en la casa, ocasionándole la muerte

Al terminar la campaña del 1905, Cobb apenas pudo batear para .240 en 41 juegos, pero esta sería la única vez en su carrera de 24 años en la que conectaría para menos de .315

Los Tigers vieron el potencial que tenía y le extendieron el contrato por un año más por la (para esa época) enorme suma de $1.500. En esa temporada del 1906 bateó para .316/.355/.394 (.749) en 98 encuentros, asegurando así el rol como titular en el jardín central

A partir del 1907 comenzaría una impresionante carrera que lo vería promediar más de 195 hits por 18 años (acumuló 3.515 hits en ese lapso), y batear para .373. En el interim acumularía 9 campañas con más de 200 hits, 10 con más de 100 anotadas, 7 con más de 100 remolcadas, 16 con más de 10 triples (incluyendo 4 con más de 20), 4 con más de 40 dobles y robándose un total de 818 almohadillas

En ese lapso obtendría 11 títulos de bateo -- más que cualquier otro pelotero en la historia -- quedando en segundo lugar otras 4 veces (1910, 1916, 1921, 1922). En total lograría promedios superiores a los .350 en 16 temporadas, con 11 de ellas por encima de .375 y 3 veces superando los .400, incluyendo un fabuloso .420 en 1911, la segunda cifra más alta de la historia para la Liga Americana (Nap Lajoie había bateado para .426 en 1901)

Además de los títulos de bateo, Cobb se coronaría muchas veces en muchas otras categorías ofensivas, sumando 7 títulos de porcentaje de embasado, 8 de slugging, 10 de OPS, 5 de carreras anotadas, 8 de hits, 6 de bases alcanzadas, 3 de dobles, 4 de triples, 1 de jonrones, 4 de carreras empujadas y 6 de bases robadas

En 1911 fue seleccionado como el primer pelotero en recibir el trofeo como Más Valioso de la Liga Americana, el único que recibiría en su vida, aunque para ser justos, ese premio solo se entregó en 11 ocasiones durante su carrera

El 18 de julio de 1927 se convirtió en el primer jugador en sumar 4.000 hits, al conectar un doble frente a su antiguo compañero de equipo, Sam Gibson. Cuando se retiró en 1928, Cobb era el dueño de más de 90 récords de bateo, muchos de los cuáles aún están vigentes

Cobb también fungió como mánager, dirigiendo a los Tigers entre 1921 y 1926, terminando en dos ocasiones en sexto lugar, una en cuarto, dos en tercero y una en segundo lugar

Pero la carrera de Cobb no tuvo solo éxitos. Su horrible temperamento y arrogancia, aunados a un galopante racismo, lo convirtieron en el jugador más detestado y temido de la época, odiado por igual por peloteros y fanáticos. Su legendaria competitividad lo llevaron a hacer cosas asombrosas para lograr ganar, incluyendo afilar los spikes de sus zapatos para herir a los contrarios cuando se deslizaba al robarse una almohadilla. Múltiples son las historias de un enardecido Cobb saltando a las gradas para darse de golpes con los espectadores, o con jugadores o coachs de los equipos contrarios. Una de las peores historias de este estilo es la que narra la ocasión en la que atacó brutalmente a un cuidador de un estadio, que era de color, porque según él el diamante estaba mal atendido. Cuando la esposa de este hombre trató de detener la golpiza, Cobb intentó estrangularla, pero fue detenido a tiempo

Esta dura personalidad hizo que se alejaran todos los que lo rodeaban, incluyendo familiares y compañeros de equipo, al punto que cuando falleció en 1961 a causa de múltiples enfermedades (cáncer de próstata y diábetes entre otras), no llegaron a 15 las personas que asistieron a su funeral

Sin embargo, a pesar del odio que levantó a su paso y de la cantidad de enemigos que hizo en su vida, Cobb siempre mantuvo el respeto de los periodistas, quienes lo seleccionaron para entrar al Salón de la Fama en el primer año en que se llevaron a cabo las votaciones, obteniendo un total de 222 votos sobre un máximo de 226, para un porcentaje de 98.23%, el tercero más alto de la historia y que por 66 años fue el mayor, hasta que Tom Seaver obtuviera 98.84% en 1992. Junto a Cobb entraron Walter Johnson, Babe Ruth, Christy Mathewson y Honus Wagner

Como dato curioso, Cobb era un extraordinario hombre de negocios, y logró hacer una fortuna más grande después de haberse retirado que mientras jugaba en las Mayores. Entre sus propiedades se encontraban tres plantas de Coca-Cola

JABH2B3BHRCACE
3.035 11.4344.1897242951172.2461.937
BBSOBR.AVG.OBP.SLG.OPSOPS+
1.249357892 .366.433.512.945167


 TYRUS RAYMOND COBB DETROIT-PHILADELPHIA, A.L.-1905-1928 LED AMERICAN LEAGUE IN BATTING TWELVE TIMES AND CREATED OR EQUALLED MORE MAJOR LEAGUE RECORDS THAN ANY OTHER PLAYER. RETIRED WITH 4191 MAJOR LEAGUE HITS.


Jimmy Collins 1895-1908

Nació: 16 de enero de 1870 en Buffalo, New York, USA
Falleció: 06 de marzo de 1943 en Buffalo, New York, USA

James Joseph Collins es uno de esos casos de peloteros que no merecen estar en el Salón de la Fama, no porque no haya sido un buen jugador, sino porque su carrera no acumuló suficientes logros como para merecer un puesto entre los inmortales del deporte

Collins comenzó su carrera en 1895, a los 25 años de edad, jugando para los Louisville Colonels, pero pasando a los Boston Beaneaters a finales de la temporada. Con ese equipo jugaría hasta 1900, cuando se convertiría en uno de los primeros jugadores en saltar a la nueva Liga Americana, aunque manteniéndose en la ciudad, dado que firmó con los Boston Red Sox, con quienes estaría casi hasta el final de su carrera, pasando en 1907 a los Philadelphia Athletics, con quienes se retiraría en 1908

Aunque conectó por encima de .300 en cuatro ocasiones, nunca se le conoció por su ofensiva sino por su guante. Para muchos, Collins era el mejor tercera base de la época y aunque su promedio de fildeo pueda parecer bajo hoy en día (.929), era considerablemente mejor que el promedio de la liga (.907). Igualmente, su factor de rango también fue mejor (3.61 vs. 3.33)

Tan altamente considerado era su fildeo, que hay quienes llegaron a decir que fue Collins quién revolucionó la forma de cubrir la tercera almohadilla, perfeccionando la manera de atrapar los toques de bola que eran tan comunes en esa época de la bola muerta. Gente como Connie Mack llegó a decir que su fildeo "neutralizaba los bates contrarios"

Una de las razones por la que Collins saltó a la Liga Americana fue que le ofrecieron el puesto de mánager de los Red Sox, posición que mantuvo por seis años, y en la que llevó al equipo al que sería su primer título de Campeón Mundial, en la primera Serie Mundial moderna, que se celebró en 1903 cuando el equipo de Boston, que para entonces se llamaba los Boston Americans, derrotó a los Pittsburgh Pirates 5 juegos a 3. Al año siguiente también lograría el campeonato del joven circuito, pero esa temporada no se realizó la Serie Mundial dado que el legendario John McGraw no aceptaba a la nueva liga como igual (supuestamente por la vergüenza de que la Liga Nacional perdiese en el clásico inaugural)

A pesar de lo bien considerado que era entre los "expertos" de la época, Collins nunca obtuvo suficiente apoyo de parte de los periodistas que votaban para elegir a los miembros del Salón de la Fama, aunque en 1945, su último año en la boleta, obtuvo un total de 121 votos, que equivalían a 48.99%. Pero eso no fue problema, porque en ese mismo año, el recién creado Comite de "Antaño" (Old Timers Committee) eligió a nueve peloteros, entre los que se encontraba Jimmy Collins, acompañado por Roger Bresnahan, Dan Brouthers, Fred Clarke, Ed Delahanty, Hugh Duffy, Hughie Jennings, King Kelly y Jim O'Rourke

Como dato curioso, Collins fue el primer tercera base en ser electo al Salón de la Fama

JABH2B3BHRCACE
1.725 6.7951.999352116651.055983
BBSOBR.AVG.OBP.SLG.OPSOPS+
426 32194 .294.343.409.752113


JAMES COLLINS CONSIDERED BY MANY THE GAME'S GREATEST THIRD BASEMAN. HE REVOLUTIONIZED STYLE OF PLAY AT THAT BAG. LED BOSTON RED SOX TO FIRST WORLD CHAMPIONSHIP IN 1903. A CONSISTENT BATTER, HIS DEFENSIVE PLAY THRILLED FANS OF BOTH MAJOR LEAGUES.

La semana que viene conoceremos un poco más sobre Joe DiMaggio y Bullet Joe Dogan

Para ver la lista completa de todas las biografías de Cooperstown, haz click aquí


Fotos de las placas cortesía de The Baseball Hall of Fame

Etiquetas: , ,



comentarios: Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...