<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

13.2.09

A-Roid, addendum...

Re-leyendo esto que escribí, se me ocurre que pueda parecer que estoy diciendo que estos peloteros son malos porque usaron una poción mágica que repentinamente los hizo jugar diecisietemilquinientas veces mejor que antes, cuando en realidad ese no es mi problema

Si me han leído antes (aunque admito que no recuerdo cuándo he dicho esto), sabrán que nunca he pretendido saber cuánto ni cómo ayudan los esteroides y las HCM y esas otras sustancias al desempeño real de un pelotero. Ciertamente, se supone que ayudan a reducir lesiones, a recuperarse más rápidamente y quizás a sacar músculo más velozmente

Ahora, habiendo dicho esto, lo que me pone triste y me molesta de la situación no tiene que ver con esto. No estoy convencido de que A-Rod haya mejorado considerablemente por haber consumido "solo por tres años". Y aunque lo hiciera, no tengo idea (ni creo que nadie la tenga) de cómo medir esa diferencia. Lo que me entristece de este asunto tiene que ver con el hecho de que ahora este deporte es visto como un nido de tramposos y maleantes, que no saben "jugar limpio" -- esto le resta valor e importancia a algo que a mi me apasiona y que forma parte importante de mi vida

Y me entristece porque esa visión del mundo exterior de que el béisbol de Grandes Ligas no es un ambiente decente, que no tiene espíritu deportivo de verdad verdad hasta cierto punto es correcta...

Es verdad que las reglas han ido cambiando y que sustancias que hoy son prohibidas no lo eran hace tres, cinco o diez años, y es verdad que los peloteros solo estaban tratando de mantenerse competitivos y aunque hayan tomado algunas decisiones que sean cuestionables, no es algo que sea nuevo ni que hayan inventado Jason Giambi o Barry Bonds

Lo que en el fondo me molesta es la actitud que han demostrado los peloteros, haciendo todo lo posible por esconder sus actos, por "hacerse los locos", por no aceptar responsabilidades

Cuando dije que me costaba creer en Pujols, en Cabrera y en otros peloteros -- de los que no se ha dicho nada malo ni se ha demostrado que usen nada prohibido -- me refería al hecho de que hemos visto como jugadores que negaban, negaban y negaban haber hecho algo malo, ahora aparecen con desagradable frecuencia admitiendo errores y malos criterios en su toma de decisiones

Pero como he leído por allí, nadie (que no sean Giambi o Andy Pettitte, creo), han admitido responsabilidad con la culpabilidad. Todo el mundo dice que fueron engañados, que no sabían lo que hacían, o hasta en casos ridículos como el de Tejada, que "compraron pero nunca usaron"

No puedo entender, ni aceptar que unos manganzones multimillionarios salgan ahora a decir que "unos tipos malos" los obligaron a hacer algo que ellos no querían hacer, que nunca entendieron que lo que hacían era incorrecto. Esa no me la creo. Todas esas acciones, esas inyecciones, esas untadas de cremitas, esas pastillitas, fueron hechas con toda la intención de ser mejores, más competitivos, más fuertes, más flexibles. ¿Qué no saben cómo funcionan químicamente esas sustancias? Seguro, hay que ser científicos para entender los detalles, pero de allí a decir que no sabían lo que hacían, que no fue su culpa, hay un largo trecho

No sé si algún día veremos a un jugador decir en público que sí, sí usó esas sustancias porque alguien le explicó que lo ayudarían a jugar mejor y que como no eran ilegales, pues fue y las usó sin reconcomios ni remordimientos

Querer ser mejor que los demás, eso lo puedo entender. Tener la presión de serlo porque le pagan más que los demás, también lo entiendo. Decir que los engañaron u obligaron a hacer algo en contra de su mejor juicio y que no hicieron nada con mala intención, esa es para mi la gran trampa, la gran tragedia de lo que está ocurriendo

El deporte evoluciona, como todo en la vida. Quizás no estemos de acuerdo con algunos de sus avances, pero es inevitable que la medicina deportiva toque terrenos que para algunos sean inmorales o tabú, mientras que para otros sean completamente justificables y aceptables. El hecho es que mientras existan normas que rijan ciertos comportamientos, todos deben acatarlas, y en caso de no haberlas seguido -- porque no les parecían justas, porque les parecían anticuadas y obsoletas, o simplemente porque no les dió la gana de hacerlo -- pues que asuman su responsabilidad, pero que no salgan ahora queriendo ser mártires y haciéndose pasar por víctimas

Es como el caso del tele-evangelista al que le descubren un amorío fuera del matrimonio con una menor de edad. "No fui yo, fue el diablo quien me tentó"

Estamos un poco grandecitos para eso

Es hora de apretarse el cinturón y seguir adelante, no de hacerse los "musiús" y tratar de desviar las miradas...

Y ya que estoy escribiendo esto, aprovecho para darles mi opinión sobre la idiotez de Bud Selig, gran culpable en todo este teatro. Al amigo comisionado le ha dado por pensar en retomar la práctica de los asteriscos -- quizás no tan gráficamente, pero si conceptualmente, al indicar que el récord de jonrones pudiera regresar a Hank Aaron. Muy señor mio, aparte de lo logística, estadística y administrativamente complicado e inútil que esto resultaría, sería una ridiculez asumir que la marca de Aaron es más válida porque las pastillitas verdes aquellas eran menos efectivas que la crema y la loción que usó Barry. Y como dicen por allí, y si nos enteramos que Babe Ruth hacía trampa, ¿borramos ese récord también? ¿Se lo devolvemos a Roger Connor, quien jugó en una época de tramposos y apostadores? ¿O se lo damos a Harry Stovey, quién jugó mucho tiempo en la American Association, que ya ni siquiera existe como liga? A ese paso, el récord de jonrones se lo tendremos que dar al primero que haya conectado uno, porque ni siquiera sabía lo que estaba haciendo...

...al igual que Bud, que no sabe lo que está haciendo...

Etiquetas: ,



comentarios:
Creo que deberiamos hacer es una lista de los record del beisbol para los que continuan limpios.

Por ejemplo, deberiamos ver donde esta Galarraga con respecto a otros peloteros que se metieron esteroides.

Si demuestran que el Gato uso algo lo sacamos de esta lista.

El ocio es una vaina arrechisima

   
QUISE DECIR
Por ejemplo, deberiamos ver donde esta Galarraga con respecto a otros peloteros que NO se metieron esteroides

   
Por cierto Rorro,

Cuando actualizas las estadísticas de los venezolanos?

Saludos

   
Pollo, no tengo tiempo para seguir actualizando eso con la frecuencia que se merece, así que te recomiendo visites baseball-reference.com

Allí está toda esa información y muchísimo más...

   
queeee?

Grosero !

   
Señor: Ya tenemos los 28 peloteros. No estoy para nada optimista..pero sería interesante ver tu analisis.

   
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...