<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

21.10.05

Serie Mundial 2005: Medias Blancas de Chicago

En 1900, Ban Johnson, el presidente de la Western League, decidió convertir a esta liga, hasta ese momento reconocida como una liga menor, en una segunda Liga Mayor, para competir contra la Liga Nacional. Uno de los equipos que conformaban esa liga eran los Medias Blancas de Chicago (White Stockings, por su nombre en inglés), el antiguo equipo de St. Paul, quien se había mudado a la ciudad de los vientos apenas en esa temporada.

Para 1901, el sueño de Johnson se convirtió en realidad -- a pesar de las protestas e intentos de ignorarlos de parte de la Liga Nacional. Con el nacimiento de la nueva liga, también nacía uno de los equipos más emblemáticos de las Grandes Ligas -- los Medias Blancas de Chicago. El 22 de abril los Patiblancos derrotaban a los Azules de Cleveland (el nombre original de esta divisa) con un marcador de 8 a 2 en su juego inaugural. Esa misma temporada, el equipo obtendría su primer campeonato, al terminar con marca de 83-53 (.610)

Rápidamente, la divisa se convirtió en una de las más fuertes del joven circuito, y para 1906 se presentaron en su primera Serie Mundial -- apenas la tercera en realizarse. El equipo fue conocido como "las maravillas que no bateaban" ("Hitless wonders"), ya que como grupo solo lograron un promedio de .230, con apenas 7 jonrones entre todos -- pero su staff de pitcheo logró una increíble efectividad de 2.13, para llevarlos al Clásico de Octubre contra sus vecinos hacia el norte, los Cachorros, en la que sería la única serie con ambos equipos de Chicago hasta la fecha. Los Medias Blancas salieron victoriosos en 6 juegos.

No sería sino hasta 1917 cuando el equipo, ahora contando con el legendario Charles Comiskey como propietario, llegaría a su segunda Serie Mundial. En esa campaña, el equipo logró implantar una marca de victorias, 100, que sigue en pie todavía. Se enfrentarían a los Gigantes de New York, dirigidos por John McGraw, venciéndolos en 6 encuentros -- y logrando su último título (hasta ahora).

La temporada de 1918 fue acortada debido a la Primera Guerra Mundial, y la calidad y desempeño del equipo se vieron seriamente afectados, al punto que terminaron en sexto lugar, con récord negativo de 57-67. Pero en 1919 volverían por sus fueros, dominando a sus eternos rivales, los Indios de Cleveland, por 3.5 juegos de ventaja. Al llegar a la Serie Mundial, los Patiblancos eran los claros favoritos para derrotar a unos Rojos de Cincinnati que no tenían comparación con el "trabuco" de Chicago. Pero algo extraño ocurrió: Cincinnati ganó el primer partido con marcador de 9 a 1. Los jugadores del equipo de la Americana parecían no encontrarse consigo mismos, jugando de una manera desordenada y muy por debajo del nivel que demostraron durante toda la temporada.

Al día siguiente, se repitió el espectáculo, esta vez con victoria de los Rojos por 4 a 2. Todo parecía volver a la normalidad con un triunfo de Chicago en el tercer encuentro, pero dos derrotas consecutivas pusieron la serie 4 a 1 a favor de los de la Nacional (ese año se jugó al que ganara 5 de 9 partidos). Nadie podía creer lo que estaba ocurriendo -- los favoritos de todos estaban siendo derrotados por unos cenicientas.

Chicago ganó el sexto y el séptimo juegos, acercando la serie 4 a 3, pero en el octavo, y decisivo encuentro, fueron apaleados 10 a 5 por los Rojos -- quienes se titularon Campeones del Mundo. Al terminar la post-temporada, el poderoso equipo que había conectado .287/.347/.380 durante la campaña regular, solo pudo promediar .224/.273/.297 en la Serie Mundial.

Una investigación posterior dió como resultado que ocho miembros del equipo habían aceptado botar la Serie Mundial a cambio de dinero, favoreciendo de esta manera a varios apostadores. Un largo juicio siguió a este suceso, dando como resultado que los peloteros involucrados fueran expulsados de por vida del deporte por el recientemente electo Comisionado, Kenesaw Mountain Landis.

Esta crisis, que oscureció al deporte con el famoso escándalo de los "Medias Negras", hundió al equipo hasta el punto de no poder obtener una posición mejor que tercer lugar hasta 1936.

Por varios años, hasta principios de los 50s, los Medias Blancas fueron un equipo de "segunda categoría", es decir, que nunca terminó entre los primeros cuatro equipos de la liga. Pero esto cambió entre 1952 y 1956, cuando la divisa ocupó el tercer lugar de la liga en cada una de esas cinco temporadas. Justamente en ese último año, el equipo Patiblanco vió debutar a uno de los más grandes peloteros Venezolanos de todos los tiempos, Luis Aparicio, quien fuera elegido como el Novato del Año.

Para 1957 cambiaron de mánager, de Marty Marion a Al López, y ocuparon el segundo lugar, mismo que repetirían en 1958. Pero en 1959 los planetas se alinearon y los Medias Blancas lograron nuevamente un título de Campeones de la Liga Americana, terminando la campaña con marca de 94-60, superando a los Indios de Cleveland (¿y a quién más?) por 5.0 juegos de ventaja.

Aunque no eran tan favoritos para llevarse la corona como su contraparte de 1919, los Medias Blancas del 59 se enfrentaron a los recién mudados Dodgers de Los Angeles, derrotándoles 11 a 0 en el encuentro inaugural -- solo para ver como los derrotaban en cuatro partidos seguidos, perdiendo de esa manera la Serie Mundial -- la última a la que asistirían hasta el 2005.

El equipo no lograría coronarse en su liga, ni en su división, sino hasta 1983, con un joven Tony LaRussa como timonero, pero en esa campaña, al igual que en 1993 y el 2000, no lograría pasar de la primera ronda de los playoffs.

A pesar de no tener más títulos que mostrar, los Medias Blancas han sido uno de los equipos más exitosos y consistentes de las últimas dos décadas, logrando ocupar el segundo lugar en 9 de los últimos 15 años, y nunca terminando por debajo del tercer lugar.

En el 2004, luego de 6 campañas con Jerry Manuel como mánager, el dueño Jerry Reinsdorf y el gerente general Kenny Williams, deciden arriesgarse y contratar a un mánager sin experiencia alguna para que dirigiera al equipo. De esta manera, Ozzie Guillén, quien había sido el campocorto del equipo durante varios años en los 80s y 90s (y al igual que su compatriota Aparicio, ganador del premio como Novato del Año) se convirtió en el primer Venezolano en dirigir a un equipo en las Grandes Ligas (semanas después, Alfredo Pedrique se convertiría en el segundo).

En su primera campaña, Guillén llevó al equipo a otro segundo lugar, esta vez detrás de los Mellizos de Minnesota, quienes ganaron su tercer banderín de forma consecutiva, apalancados en el extraordinario trabajo de Johan Santana. Pero en su segundo año al mando, el criollo llevó a los Medias Blancas a titularse Campeones de la Liga Americana, y a participar en su primera Serie Mundial en 46 años, quedando apenas a una victoria del récord del equipo.

En los más de 100 años de existencia del equipo, un buen grupo de excelentes peloteros han pasado por sus filas, incluyendo a miembros del Salón de la Fama como lo son Aparicio, Nellie Fox (el inolvidable compañero de doble matanza del Zuliano), Eddie Collins, Ed Walsh, Luke Appling (quien fuera reemplazado en el campo corto por Chico Carrasquel, hasta que Aparicio lo reemplazara a él), Carlton Fisk, y muchos otros -- en total, 24 jugadores que vistieron la camiseta del equipo han sido elegidos como inmortales.

Entre los peloteros más legendarios de la divisa, no solo se destacan Appling, Collins, Aparicio, Fox y Fisk, sino también uno que sigue activo, aunque ya en los últimos momentos de su carrera: Frank Thomas, para muchos el mejor bateador derecho de todos los tiempos (aunque sus últimas campañas no lo reflejen así). Thomas ocupa uno de los tres primeros lugares en todas las categorías ofensivas importantes, y no cabe duda de que una vez que se retire, pasará a formar parte de los miembros del Salón de la Fama que alguna vez pertenecieron a la divisa de los Medias Blancas de Chicago.

A la fecha, el equipo tiene una marca de 8.210 victorias contra 8.020 derrotas (.506) -- y los "odiados" Indios de Cleveland tienen marca de 8.302-7.946

Los Medias Blancas han jugado en tres estadios. El primero fue el South Side Park (capacidad para 7.500 personas), en el que estuvieron entre 1900 y 1910, para luego mudarse al Comiskey Park, "El palacio de béisbol", en el que se hospedarían por 80 años, hasta 1990, cuando se mudaron al U.S. Cellular Field (originalmente llamado New Comiskey), con capacidad para más de 40.000 espectadores.

Los Venezolanos que han jugado con el equipo son:
Alejandro 'Patón' Carrasquel
Alfonso 'Chico' Carrasquel
Luis Aparicio
Magglio Ordóñez
Ozzie Guillén
Freddy García
Wilson Alvarez
Liu Rodríguez
Tony Castillo
Robert Machado
Carlos Martínez
Fred Manrique
Oswaldo Blanco
Angel Bravo
Pablo Torrealba
Aurelio Monteagudo
Ramón García

Si quieres ver la historia de los Astros de Houston, haz click aquí

Estadísticas e imágenes cortesía de Béisbol Report, Salón de la Fama, ESPN, Baseball Reference, Página oficial de los Medias Blancas y Retrosheet


comentarios:
Espléndido trabajo, RoRRo. Me "armé" con una taza de café y el paquete de cigarrillos para leer este post.

¿Qué más se puede agregar? No mucho más. Abarcas todos los momentos importantes, incluso el capítulo de los "Medias Negras", el cual fue un antes y un despues en las Grandes Ligas.

Yo tengo el libro que compré hace dos años ya en Miami llamado "Nine men out" y de verdad que uno puede adentrarse en ese capítulo obscuro que casi acaba con el béisbol.

En fin, no quiero desviar el tema.

Excelente post, RoRRo.

   
¿Nine men out? ¿No será Eight men out?

   
Eso es, eight men out.....menos mal que me entiendes las boberías que escribo jejejejejeje

   
Chamo: Trozo e´reportaje loco!. Excelente sentido de cronista.
No sé, pero de todos tus blogs este es el mejor por mucho. (bueno, el único serio).
Algo que agregar: Odio a Frank Thomas.

   
No has visto nada, yo soy consecuente visitador de esta página y he visto buenos artículos y hasta mejores. Te felicito Rodrigo, has ganado nuevos adeptos al deporte.

   
No, Gabriel, si supieras que Fran fue el primero en comentar en este blog, y además es periodista, Y fánatico de la pelota.

Para mi es un honor tenerlo como visitante, y además me halaga que me haga un comentario como ese...

Gracias Fran!

(y termina de registrarte en los foros de Béisbol Report de una buena vez!!!)

   
Gracias RoRRo, pero yo no me considero perodista.......Ahh!!! Que no soy yo ese Fran al que te refieres jejejejejejeje

Mira tocayo (Fran), yo tambien le conozco desde mis inicios en los blogs cuando escribía el "Diario del Cardenales", termina por inscribirte en el foro de Béisbol Report, ¿quieres?

No me hagas ir a tu blog y quemarte los archivos jejejejeje Mira que luego vendo tus posts al mejor postor jejejeje

   
Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...