<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

6.10.05

Resumen de temporada: Víctor Martínez

En el 2004, el receptor de los Indios de Cleveland sorprendió a propios y extraños, al terminar la temporada con .283/.359/.492 y un más que respetable OPS de .851 (para un receptor, cualquier cosa por encima de .800 es un bono). Los Indios siempre pensaron que el criollo tenía las herramientas para ser exitoso en las Grandes Ligas, pero nunca se esperaron que fuera tan bueno.

JG

AB

H

2B

3B

HR

CA

CE

BB

SO

BR

.AVG

.OBP

.SLG

OPS

147

547

167

33

0

20

73

80

63

78

0

.305

.378

.475

.853


Cuando arrancó la temporada del 2005, Víctor Martínez parecía caer víctima del conocido "slump del segundo año" (o como se le conoce en inglés, el sophomore jinx). Durante los primeros dos meses del año, el criollo luchó para no caer debajo de .200 en promedio -- el 29 de mayo amaneció bateando para .193 y para el 16 de junio su promedio era de apenas .209. Pero algo hizo click en Martínez, y a partir de ese momento se convirtió en una verdadera máquina de bateo.

El 17 de junio, Martínez comenzó una seguidilla de 17 partidos dando de hit, y aunque hubo encuentros en los que se fue en blanco luego de eso, pareciera que nunca más perdió el ritmo:


Noten como, después del desastre inicial, la tendencia fue siempre hacia arriba. Si Martínez pudiera sostener ese desempeño durante toda una campaña de 147 juegos (los que jugó este año - recuerden que los catchers suelen jugar menos partidos), tendríamos algo parecido a esto:

JG

AB

H

2B

3B

HR

CA

CE

BB

SO

BR

.AVG

.OBP

.SLG

OPS

147

550

201

38

0

23

85

95

74

82

0

.365

.440

.558

.998

* Basado en los últimos 91 juegos del 2005

La impresionante segunda mitad del criollo le permitió desbancar a todos los demás receptores en la mayoría de las categorías ofensivas, para demostrar, por segundo año consecutivo que la corona que tuvo Mike Piazza por varios años como el mejor bateador que jugara de catcher, tenía ahora un nuevo dueño. Sería mucho pedir que mantuviera ese ritmo durante todo un año -- la posición de receptor es la más demandante desde el punto de vista físico -- pero igual, demostró que puede hacer grandes cosas.

Lamentablemente, Víctor no logró llevar a su equipo a la post-temporada, terminando muy cerca tanto del banderín de su división, como del comodín de la liga.

Entre los méritos del criollo durante este año podemos contar: dos seguidillas de 13 juegos dando de hit, para acompañar la de 17; su segundo año consecutivo con 20 o más cuadrangulares (récord para un receptor criollo); un promedio de .305 que le valió el séptimo lugar en la Liga Americana (y nuevo récord para catchers Venezolanos), y superó su marca personal con un OPS de .853.

Para el 2006 Martínez buscará:
- Llegar a 500 partidos jugados y superar a Argenis Salazar (383), Carlos Quintana (438), Carlos Martínez (439), Carlos Hernández (443) y Fred Manrique (498)
- Llegar a 500 hits y superar a Carlos Martínez (372), Carlos Quintana (380) y Enzo Hernández (522)
- Llegar a 100 dobles y superar a Carlos García (102), Luis Sojo (103) y Alvaro Espinoza (105)
- Llegar a 50 jonrones y superar a César Tovar (46), Chico Carrasquel (55) y Marcano Trillo (61)
- Subir su promedio vitalicio a más de .300, igualando a Magglio Ordóñez, Bob Abreu y Miguel Cabrera como los únicos criollos con esa marca.
* No coloco a los activos que pudiera superar, porque ellos también estarán sumando sus propios numeritos

Estadísticas e imágenes cortesía de Béisbol Report


comentarios: Publicar un comentario

Regresa a la página anterior...