<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

31.5.05

Cambio de seña

Si todo sale bien, a partir de este domingo 5 de junio, comenzará a aparecer semanalmente en el diario El Universal 'Cambio de Seña', una nueva página dedicada al béisbol de Grandes Ligas, que contará con varias secciones y presentará interesante información sobre este deporte que nos apasiona.

Una de esas secciones estará escrita por mi persona.

Gracias al interés de la gente de El Universal, y particularmente del amigo Alfredo Yanez M., en expandir un poco el espectro que cubren normalmente y en buscar ofrecerle a los lectores un punto de vista diferente, tendré la oportunidad, a partir de este fin de semana, de hacer una extensión de mi trabajo en este blog y presentarle a este nuevo público un enfoque basado más en los análisis estadísticos y en las nuevas tendencias para medir el desempeño de los jugadores de béisbol, incluyendo algunos aspectos de SABRmetrics.

Si bien tendré algunas limitaciones de espacio y tiempo que no influyen en lo que escribo en Los Hijos del Patón, espero poder traerles información novedosa y de interés, y de agregar un poco de valor al excelente trabajo que está haciendo la gente de El Universal con esta nueva aventura.

Desde ya los invito a que se acerquen este y todos los domingos al kiosko de su preferencia y adquieran El Universal para que puedan disfrutar de mi trabajo y de toda la información que estará contenida en cada edición de 'Cambio de Seña'.


30.5.05

Extendido el contrato de Guillén

Los Medias Blancas de Chicago decidieron hoy extender el contrato de su mánager, Oswaldo Guillén. La extensión hace automáticamente efectiva la opción para el 2006, agrega las temporadas del 2007 y 2008, y deja abierta la posibilidad de una opción para el 2009.

A la fecha de hoy, Guillén tiene una marca vitalicia de 114-96 en menos de temporada y media dirigiendo al equipo, pero su estilo ha logrado que el equipo se mantenga en el primer lugar de su división (desde el primer día de la temporada) y que aún tenga el mejor récord de las Grandes Ligas (aunque ya hay equipos acercándosele).

Guillén, quien cuenta con 41 años, es el segundo mánager más joven entre los actualmente activos.

Si bien es relativamente común que un mánager consiga una extensión de su contrato sin haber concluido su segunda temporada con un equipo, son pocas las ocasiones en las que un dirigente de segundo año y sin experiencia previa, recibe una extensión que lo puede mantener guiando a la divisa hasta por cuatro temporadas más. Esto demuestra la confianza que la directiva de Chicago tiene en el Venezolano.

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report


¿Qué pasa con Víctor Martínez?

Durante gran parte de la temporada pasada, todos los periódicos, estaciones de radio y canales de televisión del país, y muchos de los de Estados Unidos, no pararon de hablar del talento naciente de Víctor Martínez, quien llegó 'sorpresivamente' para convertirse en el careta titular de los Indios de Cleveland, implantando toda serie de marcas para esa posición en esa divisa.

Muchos hablaron de su calidad de estrella y comenzaron a hacer planes para su futuro -- temporadas de .300 y más de 100 empujadas, liderar al equipo a la post-temporada, et cetera, et cetera, et cetera.

Me incluyo en ese grupo de personas que pensaron que estábamos viendo el nacimiento de una estrella. Y lo sigo pensando, solo que en lo que va de temporada, el criollo no lo ha demostrado.

Hasta el día de ayer, Martínez superaba la 'línea Mendoza'* por apenas 1 punto y su producción ofensiva -- jonrones y empujadas -- daba lástima.

No tengo idea de la causa de este bajón tan pronunciado, y aunqe 50 partidos no hacen una temporada, tampoco se pueden desechar como algo pasajero. Es posible que sea la presión de repetir un año como el 2004 lo que tiene mal al criollo. Quizás se deba a que los pitchers de la liga se están preparando mejor contra él. O tal vez sea que la temporada pasada fue un año muy por encima de su nivel, y que este sea uno por debajo -- los extremos se eliminan y tenemos al 'verdadero' Martínez en algún lugar cercano al promedio de las dos temporadas. La verdad, no lo sé. Solo sé que su rendimiento también está afectando a los Indios, no solo por su producción, sino porque el Venezolano es, de alguna manera, una suerte de líder de ese equipo y posiblemente esa falta de producción se haya contagiado al resto de la divisa (un comentario sin respaldo científico alguno, pero hay veces en las que suceden cosas así).

Si comparamos lo que Martínez hizo el año pasado con lo que ha logrado esta temporada, tendríamos la siguiente tabla (luego de 42 partidos jugados):

AÑO

AB

CA

H

2B

HR

CE

.AVG

.OBP

.SLG

OPS

2004

151

26

42

10

9

37

.278

.351

.523

.878

2005

154

13

31

7

3

13

.201

.259

.305

.564


Una diferencia considerable, ¿no es cierto?. Pero Martínez todavía tiene tiempo de 'salvar' la temporada. En caso que pudiera repetir un comportamiento como el del 2004 en los partidos que le quedan en el 2005, su campañar terminaría con numeritos como estos:

AÑO

AB

CA

H

2B

HR

CE

.AVG

.OBP

.SLG

OPS

2005

523

64

123

35

17

84

.260

.330

.428

.759

Es difícil que el criollo pueda 'voltear' su rendimiento y comenzar a producir mágicamente sin algún tipo de ajuste (si los pitchers contrarios se ajustaron a él, él debe ajustarse a ellos ahora), pero tampoco es fácil creer que se vaya a mantener tan alejado de lo que logró en el 2004. En cualquier caso, lo que si está claro es que todavía le quedan dos tercios de temporada para recuperarse y demostrar por qué fue el mejor bateador de los Indios durante toda la temporada pasada, y ayudar a su equipo a luchar por el banderín de la División Central de la Liga Americana, del que todo el mundo parece descartarlos a favor de los Mellizos y los Medias Blancas.

* Se dice que un pelotero batea la 'línea Mendoza' cuando su promedio se acerca a los .200 puntos -- este nombre es en 'honor' a Mario Mendoza, un pelotero Mexicano (Chihuahuense) que jugara entre 1974 y 1982, terminando su carrera con un promedio de bateo de .215 (287 hits en 1337 turnos), bateando para menos de .200 en cinco oportunidades (siendo la peor de ellas en 1979, cuando lo hizo en 148 partidos y 373 turnos).

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report y ESPN.com


28.5.05

Bob 'Boletos' Abreu

Gracias a la lesión de Barry Bonds, este pudiera ser el año en el que, finalmente, Bob Abreu quede como líder en bases por bolas de la Liga Nacional. En los últimos siete años, el criollo ha quedado entre los diez primeros de esa categoría, incluyendo cuatro oportunidades entre los cinco mejores.

El año pasado, en el que recibió 127 bases por bolas -- una marca para Venezolanos -- Abreu fue superado únicamente por la máquina humana de hacer boletos: Barry Bonds.

Abreu no solo está a mes y medio de igualar a los dos Bonds, Barry y su papá Bobby, como los únicos tres peloteros en la historia en tener siete temporadas seguidas con 20 bases robadas y 20 cuadrangulares, sino que está manteniendo un paso que le permitirá extender su propia racha de temporadas con 20-20-100 a seis.

A la fecha de hoy (sin contar el partido de esta noche), Abreu cuenta con 12 cuadrangulares y 14 bases robadas, por lo que es bastante seguro pensar que alcanzará los 20-20 antes del Juego de las Estrellas. Pero además acumula 39 boletos, lo que le permitiría llegar cómodamente a los 100 por séptimo año seguido, siempre y cuando mantenga el ritmo. De lograrlo, Abreu sería el primer jugador en la historia del deporte en sumar seis temporadas consecutivas de 20-20-100.

Por otro lado, no porque Bonds esté fuera quiere decir que Abreu tiene el camino despejado para quedarse con el título del máximo boleado este año. Adam Dunn, de los Rojos de Cincinnati, le sigue muy de cerca, al igual que Brian Giles, de los Padres de San Diego.

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report y Baseball Reference


Yorman Bazardo es el #176

El lanzador Yorman Bazardo, se convirtió el jueves 26 de mayo en el criollo #176 en debutar en las Grandes Ligas, al entrar como relevista en partido que los Marlins de Florida perdieran ante los Mets de New York por pizarra de 12 a 4.

Bazardo, nacido en Maracay el 11 de julio de 1984, entró para relevar al abridor Castillo y lanzó por espacio de 1.2 entradas en las que permitió 5 carreras, todas limpias, boleando a dos contrarios y ponchando a otros dos. Su efectividad quedó en 21.60.

El criollo fue subido por la reciente lesión de A.J. Burnett, y se espera que regrese a las menores una vez se recupere éste último.


27.5.05

La otra cara de la moneda pelota

Todo el mundo sabe que Ozzie Guillén ejecutó dos veces en dos días seguidos contra un mismo equipo la 'maniobra de la pelota escondida', en la que se acercaba al pitcher, quien disimuladamente le daba la pelota, regresaba a su posición en el shortstop y esperaba a que el corredor de segunda se abriera pensando que el lanzador todavía tenía la pelota, para tocarlo y hacerlo out, dejándolo en ridículo frente a su equipo y el público. Una excelente muestra de ingenio, viveza y la llamada 'pelota Caribe' ¿no?

¿Sabían ustedes que Guillén fue víctima de esa maniobra en TRES oportunidades? Según Retrosheet, Guillén fue sorprendido dos veces en 1989 (una por Greg Brock de Milwaukee y otra por Dave Bergman de los Tigres) y otra vez más en 1991 (por el loco Steve Lyons cuando este jugaba para Boston).

...¿quién fue más vivo?

El único otro criollo que aparece como perpetrador de esta maniobra es el recientemente fallecido Chico Carrasquel, mientras que Guillén es el único que ha caído engañado.

El 'más vivo' de todos los tiempos fue Frank Crosetti, quien la ejecutó exitosamente en siete oportunidades...

Estadísticas cortesía de Béisbol Report y Retrosheet


Comparando antesalistas

En su artículo del día miércoles, el analista Rob Neyer presentó su line-up con los mejores jugadores 'extranjeros' en la historia de las Grandes Ligas, es decir, aquello que no hayan nacido en los Estados Unidos.

Para mi grata sorpresa, este señor incluyó no a uno, sino a dos Venezolanos...uno de los cuales seguramente no lo adivinarán nunca. En el puesto del shortstop, Neyer seleccionó a nuestro único miembro en el Salón de la Fama, el Zuliano Luis Aparicio. Sin dar mayor explicación, solo comenta que nuestro país sorprende por el número de excelentes campocortos (Chico, Aparicio, el Rey, Ozzie y Kike). Si bien no me molesta esta selección, me llama la atención que ni siquiera haga mención a Miguel Tejada. Supongo que es porque aún está en la mitad de su carrera y cualquier cosa puede pasar con el Dominicano.

El segundo pelotero, quien el mismo Neyer admite estar sorprendido de mencionar, no es otro que Edgardo Alfonzo. Por encima de cualquier otro tercera base Latino o de otros países, Alfonzo aparece como el mejor extranjero que haya jugado esa posición en el Big Show.

La comparación más obvia es con el Mexicano Vinicio Castilla, reconocido por todos como el equivalente a Galarraga en ese país: líder jonronero, líder empujador, etc. A simple vista, pareciera que esta comparación es absurda, y que Alfonzo no tiene nada que buscar cuando se le pone al lado de Vinny, pero si nos fijamos con un poco más de detalle, nos daremos cuenta de que, efectivamente, el nuestro es mejor pelotero.

Este es uno de esos casos en los que las nuevas tendencias estadísticas, particularmente las SABRmetrics, son de vital ayuda para aclarar un punto. Uno de los aspectos que más se preocupan en realizar los SABRmétricos (de los cuales yo me considero apenas un pichoncito), es el de 'normalizar' o 'estandarizar' los numeritos de todos los peloteros. Básicamente, lo que se busca es poner en igualdad de condiciones a todo el mundo para poder realizar comparaciones justas y verdaderas -- no es lo mismo comparar a un lanzador de los años 1910 contra un Pedro Martínez actual (Martínez poncharía cuatro veces más contrarios, pero tendría 15 veces menos partidos completos y la mitad de los innings lanzados).

Para esto, los analistas buscan el factor de bateo y pitcheo de cada parque y los comparan entre sí para tener una base sobre la cual normalizar las estadísticas de los dos jugadores en comparación, en este caso Alfonzo y Castilla. El criollo ha jugado la mitad de sus encuentros entre el Shea Stadium y el SBC Park (antiguo PacBell Park), mientras que el Mexicano ha pasado la mayoría del tiempo en los favorables confines del Coors Field.

Luego de estandarizar los numeritos con base a los estadios, se procede a comparar a todos los peloteros. Esto se hace con la finalidad de encontrar un promedio y poder determinar si un pelotero estuvo por encima o por debajo de ese promedio, y en cuánto.

Para nuestro estudio, utilizaremos solo tres estadísticas escogidas por su valor intrínseco. La primera de ellas es el OPS+, que no es más que el OPS (porcentaje de embasado sumado al promedio de slugging) comparado contra el resto de la liga, la segunda medida serían las CC/27 (o RC/27 según sus siglas en inglés), que es lo mismo que decir el número de carreras que un equipo compuesto únicamente por peloteros iguales a este anotarían en un partido de 9 innings (más adelante hay una explicación un poco más clara de esto). La última estadística es el porcentaje de bases robadas, solamente para tratar de encontrar un elemento pocas veces considerado, pero que puede ser valioso para un equipo.

En cuanto al OPS, si vemos los numeritos "sin detallar", Castilla supera por menos de lo pensado a Alfonzo: .813 vs. .797 ­-- sin revisar las estadísticas yo hubiera jurado que la diferencia era mucho mayor. Y esto es sin normalizar los datos, ya que al hacerlo el resultado obtenido es el contrario: el OPS+ de Alfonzo es de 109, o lo que es lo mismo, el OPS normalizado de Alfonzo es 9% mejor que el de un jugador promedio. Por otro lado, el OPS+ de Castilla es de 96, es decir, 4% peor que el de un jugador promedio -- los separan 13 puntos porcentuales, una clara ventaja para el Venezolano.

Viendo luego las CC/27, tenemos que en su carrera Castilla ha promediado 5.60, mientras que Alfonzo ha logrado 5.70 -- lo que quiere decir que un equipo de solo 'Alfonzos' le ganaría a uno de solo 'Castillas'. Por poco, pero le ganaría.

Finalmente, si comparamos su éxito como robadores de base, tendremos la diferencia más grande. En su carrera Alfonzo a robado 51 bases (hasta el 2004) en 68 intentos, o lo que es lo mismo, ha sido exitoso el 75% de las veces. ¿Castilla? Solo ha podido estafar 7 bases en 16 intentos (46%). Según estudios recientes, si un pelotero es exitoso en menos del 73% de sus intentos de robo, más bien le hace un daño a su equipo, robándole de oportunidades de anotar -- fíjense, entonces, cómo queda Castilla.

La diferencia entre ambos antesalistas es clara; Alfonzo es el mejor jugador.

...pero seguramente se estarán preguntando si todo esta perorata tiene sentido, ya que el Mexicano ha conectado el doble de jonrones y tiene 50% más de carreras empujadas (aunque un menor promedio de bateo). Argumentos como este no tienen validez para esta comparación porque a) no se está comparando quién conectó más jonrones o empujó más carreras, sino quien es el mejor jugador -- no es lo mismo, ni es igual; b) Castilla jugó gran parte de su carrera en Colorado, y aunque no podemos asumir que Alfonzo se convertiría en un toletero de 40 vuelacercas al año si jugara en ese estadio, la diferencia sería tremendamente menor si ambos peloteros hubieran jugado en iguales condiciones; c) los line-ups en los que jugó Castilla (particularmente los de los Rockies) generaban muchísimas más oportunidades que las que creaban los line-ups en los que jugó el criollo; y d) aunque la diferencia en juegos no es tan grande, Castilla ha jugado en 14 temporadas contra las 10 de Alfonzo.

No sé si los habré convencido con estos argumentos, aunque debo admitir que ahora estoy seguro de que efectivamente el nuestro es mejor pelotero, solo que le ha faltado publicidad.

Si se les ocurre algún otro tercer base 'extranjero' contra quien podamos comparar a Alfonzo, quedo a sus órdenes (y no incluyan a Aurelio Rodríguez, el Mexicano que más partidos ha jugado en las Grandes Ligas, porque no es comparable a ninguno de los dos aquí mencionados -- no es tan bueno).

Antes de irme, una breve explicación de las CC/27. Como comenté en un post anterior, una manera de medir el desempeño de un pelotero (o de un equipo, si así se quisiera) es estimando el número de carreras que produce -- no que anota o empuja, sino que produce, es decir, el número de anotaciones que se generan gracias a su acción, ya sea por sus hits, por su velocidad en las bases, o por su facilidad para embasarse. Al llevar este número de carreras creadas a una base de 27 outs (un partido de 9 entradas), tendríamos (en teoría) lo que un equipo conformado únicamente por peloteros 'iguales' al que estamos estudiando anotaría en un juego. Para que tengan una idea, un equipo compuesto por 9 Babe Ruths anotaría 12.92 carreras por partido, y uno compuesto solamente por clones de Barry Bonds tocaría el plato 9.97 veces por juego -- ¿el récord de CC/27 en una temporada? 20.11, en manos del propio Bonds (2004).

Estadísticas cortesía de Béisbol Report y Baseball Reference


26.5.05

74 y 136...¿mejor o peor?

No sé si se han fijado, pero a mi me llama poderosamente la atención la diferencia entre el número de lanzamientos realizados por Carlos Zambrano y por Carlos Silva para completar un partido.

En su victoria contra los Phillies el 8 de mayo, Zambrano necesitó 136 pitcheos para cubrir toda la ruta -- 3 bateadores recibieron boleto y otros 5 fueron retirados por la via del ponche.

Por su parte, Silva también completó un partido, el 20 de mayo contra los Cerveceros, con la diferencia de que solo necesitó 74 lanzamientos para hacerlo (la menor cifra para un juego completo en cinco temporadas). No hubo boletos y solo 3 bateadores fueron ponchados.

Saquen la cuenta: hay una diferencia de 62 lanzamientos para lanzar un mismo número de entradas. Si bien Zambrano enfrentó a 4 bateadores más (34 v. 30), la diferencia es exagerada. A la fecha, el de Chicago ha necesitado 4.05 pitcheos por bateador (952/235), mientras que el de Minnesota apenas requiere de 2.95 lanzamientos (602/204).

Esta diferencia demuestra que de parte de Silva hay una mayor efectividad a la hora de 'repartir' su trabajo a lo largo de un juego. De hecho, Zambrano solo ha lanzado 5.2 entradas más que Silva, pero ha necesitado 350 lanzamientos más.

Son dos estilos de pitcheo completamente diferentes: Zambrano se apoya en su fuerza (que espero mantenga por varios año, porque con el abuso que le dan...) y en retirar a un alto número de bateadores a través de los ponches (8.43 K/9), es decir, busca no tener que depender de su equipo. Por su parte, Silva se encarga de poner la pelota en juego y espera a que sean los fildeadores quienes lo ayuden a sacar los outs (10.20 H/9 y 3.15 K/9).

Más allá de decidir cuál de los dos es el mejor lanzador (Zambrano), algo que está muy claro es que, a menos que Zambrano tenga uno de esos brazos que aguantan de todo (como el de Liván Hernández), lo más probable es que en un par de años esté lesionado y/o su desempeño sufra dramáticamente un descenso, mientras que Silva se mantenga lanzando 7 y 8 entradas por partido con tranquilidad (siempre y cuando tenga un equipo con buenos guantes detrás de él).

Estadísticas e imágenes cortesía de Béisbol Report


Falleció Alfonso 'Chico' Carrasquel

Hoy en la madrugada dejó de existir quien fuera uno de los más prominentes peloteros de nuestra historia, Alfonso 'Chico' Carrasquel, a causa de una enfermedad renal.

Carrasquel, sobrino del Patón, fue a su vez el tercer Venezolano en debutar en las Grandes Ligas y el primer campocorto criollo en hacerlo, abriendo las puertas para la que sería una extraordinaria seguidilla de jugadores de esa posición.

Además de su historial como pelotero activo, Carrasquel fue el más importante mánager criollo, dirigiendo en varias oportunidades en la liga local y convirtiéndose en el único timonero Venezolano que ha llevado a su equipo a la victoria en una Serie del Caribe.

Si quieres leer más sobre Carrasquelito, haz click aquí, o visita su página en Béisbol Report. Visita también el post que colocó Frank Pereiro en BR

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report


25.5.05

Iztúris el subestimado

En un reciente artículo en ESPN.com, Buster Olney rankea a los peloteros de posición (es decir, los que no son lanzadores) más importantes para cada equipo. No da explicación alguna sobre estas selecciones (bueno, da algunas justificaciones en casos puntuales, pero no explica cómo o por qué llegó a estas conclusiones), pero igual me pareción un ejercicio interesante.

Como se deben imaginar, hay algunas selecciones que me parecen acertadas y hay otras que no comparto. Pero hubo una que me llamó bastante la atención, no porque sea mala o refutable, sino porque cuando la ví me puso a pensar un poquito. En su lista, Olney menciona a cinco peloteros criollos dentro de los 30 mejores. Cuatro de ellos son fáciles de adivinar: Bob Abreu para los Phillies, Miguelito Cabrera para los Marlins, Víctor Martínez para los Indios y Carlos Guillén para los Tigres. ¿El quinto? César Iztúris para los Dodgers.

Uno de los riesgos que uno corre al hacer análisis es el de equivocarse por no considerar toda la información disponible. Esto sucede a veces por irresponsabilidad al no hacer una búsqueda exhaustiva, otras veces por ignorancia sobre dónde obtener esa información, y otras más veces, por falta de tiempo para entrar en el mínimo detalle. Me confieso culpable de esas tres fallas y un ejemplo de ello es mi posición sobre César Iztúris. Incluso luego de que terminara la temporada pasada yo dudaba más que un porfiado sobre la capacidad del Larense.

En el 2004, Iztúris bateó para .288/.330/.381 -- claramente no son números extraordinarios, pero un OBP de .330 es aceptable (si bien menos excusable para un primer bate), y considerando que el criollo se embasó cerca de 245 veces el año pasado, se puede decir que le fue bien útil a los Dodgers (lo que si no es útil es que esas 245 veces vinieran en casi 745 idas al plato). Su velocidad también fue de cierta ayuda, tomando en cuenta que robó 25 bases -- aunque fue puesto out en otros nueve intentos, lo que representa un 74% de éxito como robador, justo por encima del 73% que se estima como mínimo para que un base robada sea beneficiosa (si un pelotero tiene una tasa de robos menor a esta cantidad, podemos decir que en lugar de ayudar a su equipo cada vez que sale a robar una base, lo que está haciendo es perjudicándolo). Pero lo que más valor le dió a Iztúris fue su guante...de oro. El año pasado el criollo cometió 10 errores en 674 chances, para un promedio de fildeo de .985 (su zone rating fue de .881) y su factor de rango fue de 4.31.

Este año, en vez de 'revertirse' a un desempeño de menor nivel, Iztúris ha continuado, e incluso mejorado su producción ofensiva, al punto que hasta la fecha de ayer lideraba la Liga Nacional en hits conectados y era segundo en bateo (detrás justamente de Cabrera, y con Abreu en sexto lugar) y su OPS era de .811 (mayor que en el 2004) gracias a su OBP que ronda los .400

Debo aclarar que no es que haya cambiado absolutamente de opinión sobre Iztúris. Hace falta más que temporada y media para lograrlo, pero no puedo dejar de pensar que quizás lo deseché muy rápidamente como 'uno más del montón', sin darme cuenta de su real valor. Iztúris no es una estrella. Es más, al paso que va, nunca lo será. Lo que sí es, es un jugador que le brinda una solución eficiente a su equipo y le quita la preocupación de buscar quién cubra el campocorto. Todavía necesita ser más paciente con el bate (para embasarse más), ser más efectivo como robador (para no perjudicar a su equipo), y quizás buscar fortalecerse un poco más (sin pedirle que se convierta en Miguel Tejada y conecte 30 jonrones, sería buenísimo que el criollo pudiera conectar 10 por año).

...y lo que NO es, es un mal pelotero, como yo originalmente había pensado.

Hay dos cosas en las cuales debemos estar claros: a) el Sr. Olney parece tener una suerte de fanatismo por Iztúris (más adelante en el artículo menciona que es uno de los peloteros más subestimados de las Grandes Ligas) y b) ser el jugador más valioso de los Dodgers no quiere decir mucho dada la competencia. Sin embargo, es innegable que Iztúris se está haciendo de un nombre entre los campocortos de la Nacional y que debemos (o al menos yo) observarlo con mayor detenimiento de ahora en adelante.

Antes de terminar: ¿están de acuerdo con la selección de Iztúris? ¿Y Jeff Kent? ¿Hee-Seop Choi? ¿qué opinan?

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report


24.5.05

Palmeiro supera a Aparicio

No es noticia nueva, pero se me había pasado por alto comentarles que el Cubano Rafael Palmeiro superó a Luis Aparicio en el departamento de turnos al bate.

Actualmente, el primera base de los Orioles ocupa la posición #18 en la lista de todos los tiempos, con un total de 10.241 turnos, superando al campocorto criollo, quien se retiró con 10.230.

De esta manera, Palmeiro pasa a ser el jugador latino con más turnos en la historia de las Grandes Ligas

Estadísticas cortesía de Béisbol Report


Marco Vechionacci

Tomado de un post en el blog de John Sickels

Marcos Vechionacci, 3B
Bateo .286/.359/.361, 35 juegos, 133 turnos, 16 boletos, 22 ponches, 7 dobles, 1 jonrón, 1 robada. Se está manteniendo a nivel con un desempeño bueno, mas no espectacular. No ha demostrado mucho poder hasta ahora, pero tiene habilidades decentes para embasarse. La clave aquí es este número: 07/08/86. Vechionacci apenas tiene 18 años, y está adaptándose bien en su primera temporada completa en una liga profesional. El hecho de que esté haciendo contacto y controlando la zona de strike (se poncha el 16% de los turnos, y su relación ponches/boletos es de 1.38) de una manera decente, es una buena señal sobre su futuro. A medida que se haga más fuerte, su poder debe comenzar a surgir, aumentando su slugging para que se nivele a su promedio de bateo y de embasado.

Comenta Sickels: "Yo no lo cambiaría de liga este año; lo dejaría en Charleston por toda la temporada. A largo plazo, hay muchas razones para ser optimista dada la combinación de edad, desempeño y calidad de competencia."


23.5.05

Cosas que pasan...

Estoy viendo el partido entre los Phillies y los Marlins por Meridiano TV. Dontrelle Willis, el lanzador de Florida se embasó con un hit, y Beto Perdomo, el narrador comenta que "hay que tener cuidado porque aunque es el pitcher, puede salir a robar. Este es un deportista completo y ya se ha robado varias bases en su carrera"

Yo me imagino que Beto debe tener acceso a los numeritos de ligas menores de Willis, porque lo que es en Grandes Ligas, NUNCA HA SALIDO A ROBAR NI UNA SOLA BASE.


Luis Rodríguez es el #175

(Post birlado completamente del amigo Joseíto en Béisbol Report, quien se dió cuenta mucho antes que yo -- se ve que no soy fanático de los Tigres y el sí)

El utility Venezolano, orgullo de los campeones Tigres de Aragua es el Venezolano número 175 que llega a Grandes Ligas.

El día de su debut, fue el sábado ante los Cerveceros. Entró a batear en la parte baja de la octava fallando por la vía 5-3, para luego quedarse cubriendo el campo corto.

(El domingo) volvió a salir de emergente (esta vez en el noveno) para dar su primer hit en la gran carpa, partido en el que Santana nuevamente se vio algo mal, dejando el juego 5 carreras por 3.

Stewart lo dejó sin decisión al conectar un bambinazo con hombre en base, y así empatar las acciones.

En el onceavo inning "Luisito" conectó una línea que el segunda base Junior Spivey no pudo controlar y los gemelos dejaron en el terreno a los Cerveceros.

El venezolano demuestra que puede ser utilizado en cualquier momento para batear hit's importantes, pero lo que llama la atención de este jugador es su guante, la rapidez de manos, la elegancia y la solvencia con que defiende son impresionantes, además podría cubrir varias posiciones del infield... Sin duda es una buena inyección para Minnesota.

Completando el post de Joseíto, Rodríguez nació el 27 de junio de 1980.

Imagen cortesía de Béisbol Report


¡No es Dusty Baker!...¡Es Bill Gates!

Yo que me quejo constantemente del abuso que el 'mánager' Dusty Baker hace del brazo del lanzador criollo Carlos Zambrano, cuando en realidad el culpable de una posible lesión futura no es él, sino ¡Bill Gates!

Según un artículo publicado en ESPN.com, las molestias en el codo de este pitcher no se deben a que lance demasiado en cada partido, sino a que pasa demasiado tiempo usando la computadora. Zambrano admite usar la PC por más de cuatro horas diarias para chatear y escribirse con su hermano -- los médicos le recomendaron que se limite a una hora por día...

...si esto es causa de una lesión, en cualquier momento a mi me mandan a la sala de operaciones...¡yo uso la computadora 10 horas al día al menos!

Gracias a Rafaelitop por el dato

Estadísticas cortesía de Béisbol Report


Equipo$ efectivo$

¿Se han puesto a pensar cuánto le cuesta a un equipo ganar cada partido? No me refiero al esfuerzo, me refiero a la cantidad de dinero que tiene que pagar en nómina de peloteros para obtener un marquita de 'G' en la columna de los resultados.

Este año -- como parece ser la tendencia de los últimos años -- los equipos de Grandes Ligas gastaron más dinero que nunca en contratar peloteros. Algunos lo hicieron de manera concienzuda (por ejemplo, los Atléticos de Oakland), otros le lanzaron dinero a cuanto agente libre se les cruzó por el camino (por ejemplo, los Mets y los Tigres). Pero, ¿vale la pena gastarse todo ese dineral? ¿Da resultados?

Con apenas un mes y medio de campaña, es aún difícil predecir cómo quedarán las tablas de posiciones, pero igual podemos hacer algunas inferencias y estimar linealmente el número de partidos que ganará cada equipo al final de esta temporada.

La lista de los 5 equipos más ganadores sería algo así:
1- Medias Blancas de Chicago - 116
2- Cardenales de St. Louis - 102
3- Orioles de Baltimore - 102
4- Diamondbacks de Arizona - 97
5- Marlins de Florida - 97
Igualmente, la tabla de los 5 menos ganadores sería parecida a esta:
1- Reales de Kansas City - 48
2- Rockies de Colorado - 51
3- Mantarrayas de Tampa Bay - 54
4- Astros de Houston - 57
5- Rojos de Cincinnati - 57
Ahora, si comparamos esos resultados contra la nómina total de cada equipo, podemos estimar cuánto le costaría a cada equipo cada victoria.

Para nadie es secreto que los Yankees, otra vez, tienen la nómina más alta. Aquí va la lista completa:
1. New York Yankees $205,938,439
2. Boston Red Sox $121,311,945
3. New York Mets $104,770,139
4. Philadelphia Phillies $95,337,908
5. Los Angeles Angels $95,017,822
6. St. Louis Cardinals $93,319,842
7. San Francisco Giants $89,487,842
8. Chicago Cubs $87,210,933
9. Seattle Mariners $85,883,333
10. Atlanta Braves $85,148,582
11. Los Angeles Dodgers $81,029,500
12. Houston Astros $76,779,022
13. Chicago White Sox $75,228,000
14. Baltimore Orioles $74,570,539
15. Detroit Tigers $68,998,183
16. Arizona Diamondbacks $63,015,834
17. San Diego Padres $62,888,192
18. Florida Marlins $60,375,961
19. Cincinnati Reds $59,658,275
20. Minnesota Twins $56,615,000
21. Oakland Athletics $55,869,262
22. Texas Rangers $55,307,258
23. Washington Nationals $48,581,500
24. Colorado Rockies $47,789,000
25. Toronto Blue Jays $45,336,500
26. Cleveland Indians $41,830,400
27. Milwaukee Brewers $40,234,833
28. Pittsburgh Pirates $38,138,000
29. Kansas City Royals $36,881,000
30. Tampa Bay Devil Rays $29,893,567
Si dividimos esas nóminas por el número de partidos a ganar, tendríamos que al terminar la temporada, los Yankees habrán pagado $2,431,908.57 por cada victoria, mientras que los Bucaneros de Pittsburgh solo necesitarán $508,011.05 -- una diferencia de casi $2 millones.

Pero ¿debe importar la cantidad de dinero que se gasta por cada partido ganado? Si y no. En principio, en una economía tan 'extraña' como la de las Grandes Ligas, donde los dueños se quejan de pérdidas millonarias aunque nunca lo han podido demostrar a ciencia cierta, los más inteligente sería buscar ser lo más costo/beneficioso posible, o en este caso, costo/victorioso. El problema no viene cuando uno gasta más de $2 millones para ganar un juego, sino cuando al final de la temporada solo se han ganado 85 partidos (como se estima harán los New Yorkinos) a pesar de contar con la nómina más alta de la historia (si terminan con ese resultado, los Mulos quedarían fuera de los playoffs).

Por otro lado, tampoco sirve de consuelo decir que 'apenas' se han gastado $500 mil por victoria si se termina con 75 partidos ganados y un 'cómodo' tercer lugar en la División, también quedando por fuera de los playoffs.

Entonces, ¿quiénes son los equipos más eficientes? Se me ocurre que lo más sencillo sería decir que aquel equipo que quede primero de su División con la menor cantidad de dinero 'gastado' debería serlo. Si así fuera el caso, los Marlins serían los mejores, ya que 'solo' necesitarán de $621,151.86 para hacerse de la corona de la División Este de la Nacional. Los menos efectivos de los ganadores serían los Angelinos de Los Angeles, a quienes les costará más de $1 millón cada victoria.

Pero, ¿qué hay con los comodínes? Según esta proyección, los Mellizos y los Padres serían los dos 'coleados' en la post-temporada, gastando $587,118.52 y $656,951.67 respectivamente.

De ser este el caso, los Gemelos se titularían cómo el equipo que más eficientemente utilizó su dinero -- son los que llegaron a la post-temporada gastando menos, o mejor dicho, gastando mejor que los demás.

...claro está, que habría que ver cuántos juegos de post-temporada ganan...


21.5.05

Observatorio: 40-40, 200H y 200K

Si se fijan en el menú a la derecha de la pantalla, verán que he incluido tres nuevas secciones. Esto se debe a que en las proyecciones que les presenté en días recientes resaltaron (al menos para mi) tres numeritos que posiblemente estén siendo alcanzados este año por algunos de los peloteros criollos.

Me refiero a que Bob Abreu complete una temporada de 40-40, a que César Iztúris pase los 200 hits (conviertiéndose apenas en el segundo criollo y segundo César en lograrlo), y que Johan Santana vuelva a pasar de 200 contrarios retirados por la vía del ponche.

La idea es que en esas secciones, las cuales mantendré actualizadas lo más posible, se reflejará el avance de estos tres peloteros en pos de estas tres marcas.


20.5.05

Proyecciones 2005 - Los lanzadores - 1/4 de temporada

Continuando con las proyecciones para la primera cuarta parte de la temporada, les entrego ahora al grupo de lanzadores criollos:

Wilson Alvarez - LI - Dodgers de Los Angeles

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

6

4

34

82.1

3.67

22

67

1.16

7.37

1



Tony Armas jr. - LD - Nacionales de Washington

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

4

6

17

72.0

4.88

45

54

1.54

6.75

0



Kelvim Escobar - LD - Angelinos de Los Angeles de Anaheim

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

8

10

27

166.1

3.84

63

156

1.28

8.45

0



Freddy García - LD - Medias Blancas de Chicago

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

13

11

32

211.0

3.93

66

165

1.25

7.05

0



Juan Rincón - LD - Mellizos de Minnesota

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

7

5

69

72.1

2.69

27

91

1.08

11.25

1



Francisco Rodríguez - LD - Angelinos de Los Angeles de Anaheim

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

4

2

65

74.2

2.18

23

111

0.90

13.38

41



Johan Santana - LI - Mellizos de Minnesota

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

19

7

34

229.1

2.96

42

267

0.96

10.50

0



Carlos Silva - LD - Mellizos de Minnesota

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

11

8

30

184.2

4.03

23

69

1.41

3.38

0



Ugueth Urbina - LD - Tigres de Detroit (por ahora)

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

2

6

61

66.0

3.93

32

73

1.28

9.95

19



Carlos Zambrano - LD - Cachorros de Chicago

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

14

9

31

204.2

3.33

79

184

1.21

8.08

0



Víctor Zambrano - LD - Mets de New York

G

P

JL

IP

ERA

BB

SO

WHIP

K/9

SV

10

9

27

146.2

4.75

99

122

1.67

7.53

0



Imágenes cortesía de Béisbol Report


19.5.05

Proyecciones 2005 - Los bateadores - 1/4 de temporada

Habiendo llegado ya a la primera cuarta parte de la temporada, creo que es hora de comenzar a hacer las proyecciones para ver cómo pudieran estar terminando el año los principales peloteros criollos.

Para estas proyecciones utilizo una versión modificada del 'juguete favorito' de Bill James que considera la edad del pelotero, y si éste se lesionó en los últimos tres años o en esta temporada. No es 100% científico mi método, y como cualquier intento de pronosticar el futuro, no es más que un juego especulativo...pero a mi me distrae mucho y por eso lo hago constantemente.

En esta primera oportunidad les presentaré a los bateadores, y mañana continuaré con los lanzadores. Si no están de acuerdo o consideran que los numeritos de algún pelotero pueden ser diferentes, déjenme un comentario...espero disfruten de esto tanto como yo.

Bob Abreu - RF - Phillies de Philadelphia

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

182

41

36

116

114

121

115

.316

.577

.435



Edgardo Alfonzo - 3B - Gigantes de San Francisco

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

154

31

10

68

79

53

46

.294

.413

.359



Miguel Cabrera - RF - Marlins de Florida

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

181

34

31

100

112

56

125

.318

.545

.379



Alex González - SS - Marlins de Florida

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

124

30

18

52

72

27

113

.240

.411

.278



Carlos Guillén - SS - Tigres de Detroit

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

173

31

15

91

74

50

85

.336

.524

.395



Ramón Hernández - C - Padres de San Diego

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

129

24

17

56

69

34

51

.288

.462

.338



Richard Hidalgo - RF - Rancheros de Texas

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

116

23

22

69

81

41

117

.230

.413

.288



Omar Infante - 2B - Tigres de Detroit

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

125

30

13

64

56

34

96

.258

.426

.307



César Iztúris - SS - Dodgers de Los Angeles

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

206

33

4

99

59

44

70

.308

.397

.353



Víctor Martínez - C - Indios de Cleveland

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

123

30

16

57

70

43

60

.254

.416

.320



Melvin Mora - 3B - Orioles de Baltimore

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

186

41

29

109

99

59

109

.319

.545

.379



Magglio Ordóñez - RF - Tigres de Detroit

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

41

6

5

24

26

13

24

.252

.396

.308



Omar Vizquel - SS - Gigantes de San Francisco

H

2B

HR

CA

CE

BB

SO

.AVG

.SLG

.OBP

158

33

4

74

56

57

59

.282

.372

.351



Imágenes cortesía de Béisbol Report


Abreu, ¿40-40?

A menos que hayan estado viviendo debajo de una piedra, deben estar al tanto de la fabulosa semana y media que acaba de tener Bob Abreu. En los últimos diez días, el criollo ha conectado para .559/.651/1.441, y un descomunal OPS de 2.092. Durante ese lapso, ha conectado 9 cuadrangulares, para llegar a 12 en el año y ha empujado carrera en cada uno de esos partidos, sumando 18 y 33 en lo que va de temporada.

Es lógico pensar que esta racha no puede durar mucho tiempo, pero también resulta lógico que ese impulso 'extra' que Abreu logró con esta actuación le podría permitir completar la campaña con varias marcas personales, particularmente en lo que a jonrones e impulsadas se refiere.

Las proyecciones simples nos dicen que con un ritmo similar al llevado en los primeros 41 encuentros de la temporada, Abreu completaría 47 batazos de vuelta completa y 130 rayitas empujadas. Quizás estos números terminen siendo más elevados que lo que realmente suceda, si consideramos que este pelotero ha promediado 25 cuadrangulares y 100 empujadas en los últimos cuatro años, pero se puede pensar que un punto intermedio entre estas cifras es algo alcanzable.

Abreu ha dicho en repetidas ocasiones que tiene en la mira el mítico 40-40, cuarenta jonrones y cuarenta bases robadas en una misma temporada. El año pasado estuvo relativamente cerca, al estafar las bases necesarias, pero quedando corto en el departamento de los vuelacercas, donde conectó solo 30. Este año parece embalado a lograr esa meta, ¿pero qué chance real tiene de alcanzarla?

Su cifra máxima en jonrones es de 31, conectados en el 2001, por lo que pudiéramos dudar de que lo logre, pero solo necesitaría conectar 28 vuelacercas más en los 121 partidos restantes del año, es decir, uno cada 4 juegos. Si lo logra, se convertiría en apenas el cuarto Venezolano en alcanzar las cuatro decenas de jonrones. ¿Cómo se compara con los otros tres?

Antonio Armas, el primer criollo en superar la barrera de los 40 jonrones (y aún el único en lograrlo en la Liga Americana), completó 43 vuelacercas en la temporada de 1984. En ese año, el Oriental necesitó de 50 juegos para alcanzar su jonrón #12 (y #13, ya que conectó dos en juego que los Medias Rojas de Boston ganaran a los Cerveceros de Milwaukee con pizarra de 6 a 3 el 3 de junio).

Andrés Galarraga, el aún récord man criollo, y único en superar los 40 toletazos en más de una oportunidad, necesitó 48 partidos en el '96 (28 de mayo frente a los Cardenales), 51 en el '97 (29 de mayo frente a los Marlins) y apenas de 35 partidos en el '98 (8 de mayo frente a los Padres). En esas temporadas conectó 47, 41 y 44 cuadrangulares, respectivamente.

Y el único otro criollo en conectar para más de 40 jonrones es Richard Hidalgo, quien en 1999 botara la bola en 44 oportunidades con los Astros de Houston. Ese año, el outfielder criollo necesitó 60 partidos (12 de junio frente a los Padres).

Solamente Galarraga en el '98 necesitó menos partidos para llegar a 12 cuadrangulares que los 41 que le tomó a Abreu este año.

Esto no significa que Abreu tiene asegurado el alcanzar los 40 cuadrangulares esta temporada, pero sí deja en claro que de mantener un ritmo aceptable durante el resto del año, no es descabellado pensar que finalmente logrará esta marca.

Por otro lado están las bases robadas. Abreu ya suma 10 en la campaña (aunque en estos diez días solo se ha estafado una), lo que lo pone 'a mitad de camino' de completar su séptima temporada consecutiva de 20-20 (sería el primero en la historia en lograrlo). El año pasado logró su segunda temporada de 30-30 (la primera fue en el 2001). Aunque tuvo que esperar casi hasta el último día del año para completar los 30 jonrones, las tres decenas de bases robadas las consiguió con tiempo de sobra e incluso llegó hasta las 40.

No es completamente descabellado que el Venezolano vuelva a robarse 40 almohadillas, pero es cuesta arriba dada su edad. Abreu cuenta ya con 31 años, y si lo comparamos contra los tres peloteros que han logrado el 40-40, veríamos que no se ve beneficiado. El Cubano José Canseco, el primero en lograrlo por allá por 1988 (42 HR-40 BR), tenía apenas 23 años cuando lo logró. Barry Bonds tenía la misma edad que Abreu cuando lo hizo en 1997 (42 HR-40 BR). Y Alex Rodríguez lo hizo un año después (42 HR-46 BR) cuando tenía solo 22 años.

Bonds es un caso atípico cuando se le compara con los demás peloteros en cuanto al desarrollo de su carrera a medida que pasaban los años, y por otro lado, Abreu apenas ha robado 40 bases una vez, mientras que Bonds había robado hasta 52 bases antes de la temporada del 40-40 y era reconocido como un pelotero de velocidad.

Si hay algo a favor de que Abreu logre superar nuevamente las 40 estafas, es la efectividad con la que está corriendo este año, y con la que corrió el año pasado. Hasta el 2003, el Come dulce tenía una tasa de éxito de 73% cada vez que salía a robarse una base (170 robos en 234 intentos), pero desde el 2004 esa tasa es de 91% (50 en 55), incluyendo un perfecto de 10-10 en lo que va de 2005. Si Abreu logra ser así de efectivo en lo que queda de año, es muy posible que repita con 40 bases robadas.

No hay que dejarse cegar por el brillo de la actual racha que vive el criollo, pero ahora que ha dado 'el salto', no podemos más que seguirle de cerca en su ruta a la 40-40. Este parece ser el año...y de lograrlo, pudiera darle el reconocimiento que le ha sido esquivo hasta ahora, y le permitiría ser comparado finalmente con los grandes del deporte, lugar que tiene merecido, pero del que muy poca gente se ha dado cuenta a causa de su tranquilo temperamento y de jugar en un mercado como Philadelphia, que no le ha brindado el escenario para que sea visto por un público extenso.

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report, ESPN.com y Retrosheet


De Abreu y sus jonrones

En el siguiente post hablaré sobre los jonrones de Bob Abreu, pero mientras lo termino, les comento que el Come dulce se convirtió en el primer jugador en la historia en conectar 9 jonrones en 10 partidos...

Estadísticas cortesía de Béisbol Report


18.5.05

Luis Rivas y su 'bate'

Finalmente, después de cuatro años como titular, Luis Rivas pierde su puesto y pasa a jugar desde el banco. ¿Que por qué digo 'finalmente'? Porque si se fijan en los números de Rivas, es sorprendente que haya durado tanto...

Rivas fue subido a finales del 2000 a 'tomarse una tacita de café' -- solo jugó en 16 partidos. Para el 2001, con apenas 21 años de edad, se convertía en el intermedista titular de los Mellizos de Minnesota. Ese año batearía para .266/.319/.362 -- con un OPS de apenas .681, pero se robó 31 bases (aunque fueron en 42 intentos) y su fildeo, si bien nada espectacular, cubría las expectativas del equipo.

En el 2002 sufre una lesión que lo limita a 93 partidos. Su rendimiento es parecido: .256/.305/.392. Para el 2003 se mantiene con una actuación similar, aunque ahora si logra completar 135 encuentros.

El año 2004 fue bastante malo para el, considerando que tuvo múltiples molestias y lesiones que no solo le robaron más de 50 partidos, sino que le impidieron jugar con comodidad durante toda la temporada. El resultado fue una temporada que a primera vista pareciera mejor que las anteriores, pero que en realidad fue peor.

Rivas conectó 10 cuadrangulares el año pasado, una nueva marca personal. Esta 'explosión' de poder hizo que su slugging fuera de .432, la primera vez en su carrera que supera los .400 puntos en una temporada completa (o casi completa), pero su porcentaje de embasado fue un patético .283.

En sus cinco años como Grande Liga, Rivas ha acumulado pésimos resultados (.262/.307/.388), números difíciles de excusar hasta para un excelso fildeador -- cosa que Rivas no es. Su porcentaje de fildeo es apenas dos puntos mejor que el promedio de la liga, y esto a pesar que su factor de rango (el alcance que tiene al fildear) es menor (4.02 vs. 4.38). Esto quiere decir, en resumen, que en proporción, Rivas comete el mismo número de errores que un jugador promedio, pero tiene un alcance menor para atrapar pelotas.

Retomando un poco el bateo, su OPS+ es de 81, o lo que es lo mismo, es 19% peor que un jugador promedio de la liga, y para ser un robador de bases, su promedio de robos es apenas de 76% (74 bases robadas en 97 intentos).

Este año, en acción limitada, el criollo está teniendo su peor año: .214/.274/.214 (si se fijan, el slugging es igual al promedio de bateo -- porque aún no ha conectado ni un extrabase).

Estas son las razones por las cuales Rivas perdió la titularidad con el equipo, pero no quieren decir que no pueda, en un futuro mediato, recuperarla.

Más allá de sobreestimar su talento, pareciera haber señales de que Rivas pudiera cambiar ciertas cosas para mejorar su rendimiento y volver a ser valioso para los Mellizos (o cualquier otro equipo que lo contrate). En primer lugar, aún es muy joven (en agosto cumple 26 años), y ni siquiera ha llegado a su 'tope' (entre los 27 y 29 años), así que se pudiera pensar que solo por esa razón sus números pueden mejorar -- no necesariamente convertirse en buenos números, pero no tan malos como lo hasta ahora visto.

Por otra parte, si tiene un poco de suerte y no se lesiona más (o por un tiempo), es posible que vuelva a jugar sin molestias. Su número de bases robadas decayó dramáticamente desde su primer año, pero no es ingenuo pensar que un Rivas saludable puede aún estafar 30-35 almohadillas en una temporada completa.

Pero lo que más puede ayudar a Rivas es aprender a tener un poco de paciencia en el plato. En los 506 partidos que jugó hasta el 2004, apenas había recibido 104 boletos (2 de ellos intencionales). Esto equivale a uno cada 5 partidos, o lo que es lo mismo, 32 boletos en una temporada de 162 partidos.

Rivas nunca va a ser un bateador de poder, pero si un buen corredor. Esto le asegura que nunca ocupará un lugar en el line-up que no sea los dos primeros o los dos últimos. Este tipo de bateador -- el que abre el line-up -- debe buscar todas las maneras posibles de embasarse, y por lo visto, en el caso del criollo esto no ocurre cuando él hace swing, así que la otra forma de lograr el objetivo es intentando ser más paciente, hacer que el lanzador trabaje más para obtener un boleto o para encontrar un lanzamiento que sea realmente bueno para su estilo de bateo.

No lo veo nunca bateando para .300, ni con un OPS de más de .800, pero para un equipo 'económico' y de team work como son los Gemelos, un segunda base que mantenga .275/.320/.400, con un guante promedio y con velocidad en las bases, sería excelente para complementar el equipo.

...o al menos, así pareciera desde donde estoy sentado...

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report


Apaleado Santana

Los Azulejos de Toronto encontraron la solución para descifrar los lanzamientos de Johan Santana, a quien le conectaron nueve imparables en 5.1 entradas, incluyendo dos cuadrangulares, para anotarle siete carreras limpias. Con esta actuación, el zurdo dejó su marca en 5-2 y subió su efectividad a 3.96.

Sin duda, esta salida ha sido la peor del ganador del Cy Young en lo que va de año (su GS fue de apenas 26), y la paliza que le propinaron los pájaros azules no es la que uno espera ver cuando lanza alguién como Santana, pero hay que preguntarse, ¿es esta la peor salida de su carrera?

Pues no. En el 2004 (sí, el año dorado de Santana), el zurdo tuvo una salida aún peor que la de anoche. El 23 de mayo (casi exactamente un año atrás), Johan lanzó frente a los Medias Blancas de Chicago y recibió 10 incogibles y 7 carreras en apenas 3 entradas (su GS fue 11).

Otro partido en el que también recibió 7 anotaciones ocurrió el 5 de septiembre del 2003, cuando el Merideño salió sin decisión ante los Rancheros de Texas luego de lanzar apenas 4 entradas.

Lógicamente, no hay que preocuparse por la mala actuación de Santana, ya que es normal que un lanzador tenga malos días -- por ahí hay quien dice que una de cada seis aperturas -- y no solo la temporada tiene aún muchos juegos, sino que además la marca de Santana sigue siendo excelente: 5-2, 3.96, 72 ponches en 61.1 entradas y apenas 7 boletos.

...y para que estemos pendientes dentro de cinco días: en las dos salidas siguientes a las otras dos palizas de 7 carreras, Santana lanzó 6.1 entradas (en cada una), con una efectividad acumulada de 3.55 y 6 ponches cada vez...

Estadísticas cortesía de Béisbol Report y ESPN.com