<!-- --><style type="text/css">@import url(https://www.blogger.com/static/v1/v-css/navbar/3334278262-classic.css); div.b-mobile {display:none;} </style> </head><body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d6859923\x26blogName\x3dLos+hijos+del+Pat%C3%B3n\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_VE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://rorrobb.blogspot.com/\x26vt\x3d4724093474609162902', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

30.4.05

Noticias de fin de semana

* El infielder criollo Alex Prieto firmó contrato de ligas menores con los Marlins de Florida
* Carlos Guillén conectó su jonrón #50 y Miguel Cabrera alcanzó el #49
* Edgardo Alfonzo superó los 5.000 turnos al bate, convirtiéndose en apenas el noveno criollo en lograrlo
* Omar Vizquel superó a César Tovar para quedar como el tercer Venezolano con más triples conectados en las Grandes Ligas
* El mismo Vizquel está a 4 boletos de convertirse en el primer criollo en recibir 800 en su carrera
* Y para terminar también con Vizquel, el Caraqueño jugó su partido 2.140 como campocorto, superando a Alan Trammell para quedar como octavo de todos los tiempos. A la fecha lleva acumulados 2.147 y necesita apenas 7 para superar a Rabbit Maranville, quien ocupa el séptimo puesto de la lista, y 31 para alcanzar a David Concepción en la sexta posición.

Estadísticas e imagen cortesía de Béisbol Report


29.4.05

Nueva sección - Predicciones

En la barra de la derecha he incluido una nueva sección donde colocaré mis predicciones y proyecciones para esta temporada.

Para comenzar, ya están mis estimaciones de cómo quedará la tabla de posiciones, así como mis predicciones para lo que lograrán los bateadores y los lanzadores criollos.

A medida que avance la temporada, incluiré también mis proyecciones de 1/4, 1/2 y 3/4 de temporada...


Yusmeiro Petit...misterio de la lomita

Mucho se ha hablado del potencial de Yusmeiro Petit, y la mayoría de los 'entendidos' está de acuerdo en darle las primeras posiciones en las listas de prospectos. Lo que muchos no han podido explicar, es el origen del talento del lanzador criollo, principalmente porque su aspecto físico no concuerda con el 'ideal' de un pitcher exitoso.

Petit no es el primer (y seguramente no será el último) lanzador cuyo físico lo convierte en una suerte de misterio para los analistas del deporte. Recuerdos de Fernando Valenzuela, Sid Fernández y Mickey Lolich vienen a la mente -- todos lanzadores exitosos, con cuerpos que recordaban más los de un defensa de fútbol americano que los de pitchers estrellas.

En una reciente entrevista con el blog Mets Geek, el analista Rob Neyer indicaba lo siguiente:

MetsGeek.com: de muchas maneras, Yusmeiro Petit representa todas las diferencias filosóficas entre los buscatalentos (scouts) y los devotos de las estadísticas (statheads): no tiene el 'cuerpo' o el 'repertorio' que los buscatalentos persiguen, pero los bateadores parecen no saber qué hacer contra él y continuan ponchándose constantemente. ¿Cuál es tu opinión sobre Petit como prospecto, y si las comparaciones con Sid Fernández son válidas?

Rob Neyer: Oh, no creo que haya mucho que dudar sobre Petit, a quién Baseball America rankeó como el prospecto No. 2 de los Mets este año (detrás de Lastings Milledge). Cierto, mide más de seis pies (1.81 mts aprox.), pero eso es apenas una o dos pulgadas más que Tim Hudson. Su recta está quizás un par de millas por encima del promedio, y su cambio y su slider son pitcheos extra. Así que el 'repertorio' está ahí, y el 'cuerpo' no es tan importante. En cuanto a la comparación con 'El Sid', el éxito de Fernández se debía a la manera en la que escondía la pelota de los bateadores (quienes no podían determinar qué iba a lanzar), y eso es algo que no he leído acerca de Petit.

A la fecha, Petit está promediando 10.0 ponches por cada 9 innings lanzados en las Ligas Menores...


28.4.05

Ordóñez puede perder más de 100 partidos

Si los últimos reportes salidos de las oficinas de los Tigres de Detroit son creíbles, entonces el jardinero criollo Magglio Ordóñez está por perder 100 partidos por segundo año consecutivo.

De acuerdo al informe médico, la hernia de Ordóñez es mucho más seria que lo que se pensaba originalmente, y su rehabilitación le llevará entre 2 y 3 meses. Si a eso sumamos los juegos que ya ha perdido a causa de esa lesión, entonces tenemos que el Oriental se acaba de convertir en un desastre financiero para los Tigres.

El contrato firmado por Magglio tiene una cláusula que liberaría a Detroit de pagarle siempre y cuando este se vuelva a lesionar las rodillas y pierda más de 25 partidos como consecuencia, pero en vista de que esta lesión es completamente nueva y no tiene relación (que sepamos) con las anteriores, los Tigres están en la obligación de pagarle al criollo lo acordado por la temporada del 2005 -- es decir, $12 millones por jugar 50-55 partidos en el mejor de los casos (seis de esos millones fueron un bono por firmar, los otros seis corresponden al salario anual).

Pero el asunto no queda ahí. No solo tendrá Detroit que pagar ese dineral por un pelotero que prácticamente no tendrá impacto sobre la actuación del equipo este año, sino que se ve atado por cuatro años más a un jardinero que arrancará la temporada del 2006 con 32 años, habiendo jugado solo 100-110 partidos en las dos temporadas previas a causa de dos lesiones graves en distintas partes de su cuerpo.

No es que haya perdido las esperanzas en Magglio, pero si se es objetivo, es difícil creer que un jugador con un cuerpo 'dañado' podrá ser realmente valioso entre los 32 y los 35 años, independientemente de lo que haya hecho en el pasado (¿recuerdan a Juan 'Igor' González?).

Los Medias Blancas de Chicago deben estar locos de felicidad por haber decidido no firmar a Ordóñez, pero ni siquiera ellos podían haber pronosticado que el criollo iba a tener este nuevo problema en su carrera. Es una verdadera lástima que esto le haya pasado a Magglio, quien estaba armando una de las carreras más gloriosas de pelotero Venezolano alguno.

Si quieres leer otro post relacionado a este tema, haz click aquí


Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


Meditación y media

Ayer lanzó el zurdo Gustavo Chacín, apuntándose la victoria frente a los Mantarrayas de Tampa Bay por score de 8 a 2. El Venezolano lanzó 7.2 buenas entradas en las que permitió siete imparables y dos carreras, otorgando dos boletos, ponchando a tres y golpeando a un contrario. Su marca es ahora de 4-1 con una efectividad de 2.48

Y aunque pareciera que debemos estar felices por este resultado, hubo algo en ese partido que me preocupó un poco. Con el juego 6 a 1 en la séptima entradas, el mánager de los Azulejos de Toronto, John Gibbons, decidió dejar a Chacín en la lomita, a pesar de que el joven ya tenía 104 lanzamientos acumulados. ¿El resultado? Nueves lanzamientos más tarde, el criollo era sacado del juego habiendo golpeado a un pelotero (Aubrey Huff), permitiendo una base robada y un imparable que se transformaron en una nueva carrera.

Esos dos tercios del octavo inning me hacen preguntar ¿en qué estaba pensando el mánager? Cuando tienes una ventaja de cinco carreras en el cierre del séptimo y tu lanzador ya pasa de 100 pitcheos, ¿por qué no lo cambias por un relevista? ¿Qué quería lograr dejando a Chacín en la lomita? Si quería darle la oportunidad a Chacín de que lanzara juego completo, le puedo recordar que el criollo apenas tiene 24 años -- si le cuidan el brazo puede tener 400 oportunidades más en el futuro, no hay apuro. Si es que tiene miedo a usar sus relevistas, quienes han tenido un horrendo arranque de temporada (efectividad del bull-pen: 5,05), debe aprender a usar su staff de pitcheo, no puede lastimar los brazos de los abridores por no querer arriesgar una ventaja de cinco carreras faltando solo seis outs para terminar el juego. Y si es porque Chacín le pidió que lo dejara lanzar un poco más, ¿quién es el mánager? ¿Chacín o Gibbons?. En fin, al zurdo no le pasó nada y ganó su partido de cualquier forma, pero si esta va a ser la estrategia de Gibbons a lo largo de la temporada, entonces veremos como los puntos de abuso de Chacín van subiendo y subiendo, con las muy conocidas consecuencias.

Cambiando de idea, un mensaje de esperanza para los fanáticos de Ugueth Urbina. El taponero de los Gigantes de San Francisco, Armando Benítez, sufrió un desprendimiento de dos tendones y perderá al menos cuatro meses -- es decir, casi el resto de la temporada. Por los momentos, los Gigantes subieron a Scott Munter para que ocupe el rol de cerrador, pero esta lesión abre las puertas para una negociación con los Tigres de Detroit que pueda llevar a Urbina al equipo de la bahía Californiana -- claro está, siempre que Munter no resulte como cerrador y que San Francisco esté dispuesto a cubrir las demandas de Detroit. En cualquier caso, es otra posibilidad de que el mejor relevista criollo de todos los tiempos vuelva a cumplir el papel de cerrador.

Por último, unos numeritos interesantes. Ayer comentaba sobre la seguidilla de Johan Santana -- 17 victorias entre el 2004 y el 2005. Pero revisé la marca del Merideño desde que lo convirtieron en abridor y me quedé gratamente sorprendido. Desde el 11 de julio de 2003, cuando perdió 5-0 frente a los Angelinos (permitió 3 carreras limpias en 6 entradas), Santana tiene la siguiente marca:

JGJPJLIPHCLBBSOERAPITWHIPK/9K/BB
32854353.1258112814022.85100.30.9610.244.96

54 aperturas no llegan a ser una muestra significativa, pero tampoco son tan pocos como para desestimar lo logrado por Santana. Estos numeritos parecen indicar que lo que el zurdo Venezolano logró en la temporada pasada no fue cuestión de suerte, sino que realmente ese es el nivel al que él lanza. Imagínense a dónde puede llegar con cuatro o cinco temporadas más a este ritmo...

Estadísticas e imágenes cortesía de Béisbol Report


27.4.05

16-6

Llámenme pavoso, llámenme vidente, llámenme anti-patriota si quieren, pero los Medias Blancas de Chicago volvieron a perder...y adivinen qué: el juego se decidió por una sola carrera.

Los Atléticos de Oakland dejaron en el campo a los de Chicago gracias a un sencillo empujador de Marcos Scutaro. El score quedó 2-1, permitiendo además que Oakland se alzara con la serie entre ambos equipos.

...y para agregar sal a la herida, Ozzie Guillén fue expulsado del juego -- curiosamente, es la tercera vez en su carrera que lo expulsan y dos de ellas han sido por el mismo umpire, Hunter Wendelstedt.

Estádisticas cortesía de Béisbol Report


Medias Blancas vs. Resto de la Liga

El que los Medias Blancas de Chicago hayan visto cortada su racha de victorias justo el día después de que yo dijera que en cualquier momento iban a perder es pura casualidad y no demuestra que yo esté en lo correcto.

(Lo estoy, pero esto no es prueba).

Mi amigo Domingo Morales me hizo un comentario señalando que en mi análisis, no había dicho nada sobre los rivales de los Medias Blancas en este arranque de temporada. Y tiene razón. Se me olvidó por completo considerar contra quiénes habían venido todas esas victorias, particularmente las que se obtuvieron por la diferencia mínima de una carrera.

Revisando un poco la tabla de juegos, me encontré con que los Patiblancos han repartido sus 21 juegos (contando el de anoche) entre seis rivales: Indios de Cleveland (ganando 4 y perdiendo 2 contra ellos), Mellizos de Minnesota (4-1), Marineros de Seattle (2-1), Tigres de Detroit (2-0), Reales de Kansas City (3-0) y Atléticos de Oakland (1-1). A excepción de Minnesota, todos estos equipos tienen marca negativa en lo que va de temporada, y en conjunto, muestran un promedio de ganados de apenas .444 (52-65) y de .489 (47-49) si no contamos los juegos que han tenido contra Chicago.

Esto quiere decir que los equipos contra los que ha jugado Chicago tampoco han sido de lo 'mejorcito' de la liga. Los Medias Blancas tienen un paupérrimo OPS de .704 (mejorado en su último juego, valga la acotación), mientras que de sus rivales, solo Detroit y Minnesota tienen mejor marca (.779 y .751, respectivamente). Los otros cuatro equipos están bateando incluso menos que los propios Medias Blancas -- claramente, esto no quiere decir que el equipo dirigido por Ozzie Guillén sea bueno, sino que los otros son peores (con la posible excepción de los Mellizos). Y jugar contra equipos peores que el de uno suele traer como resultado una marca positiva...

Admitiendo que 21 partidos y 6 rivales no son una muestra lo suficientemente representativa, no puedo evitar pensar que si los Medias Blancas siguen jugando con este ritmo, comenzarán a perder encuentro tras encuentro tras encuentro, una vez que tengan que enfrentarse a los demás rivales de su liga, particularmente los trabucos de la División Este

Estadísticas cortesía de: Béisbol Report


Santana y su seguidilla de victorias

Con el triunfo de anoche, el criollo Johan Santana colocó su marca de esta temporada en 4-0, pero si sumamos las 13 victorias consecutivas que logró en la segunda mitad del 2004, el Merideño lleva 17 triunfos al hilo.

Este total lo coloca empatado con la segunda cadena más larga para un lanzador de la Liga Americana:
20 - Roger Clemens 1998-99 (15 en 1998, 5 en 1999)
17 - Johnny Allen 1936-37 (2 en 1936, 15 en 1937)
17 - Dave McNally 1968-69 (2 en 1968, 15 en 1969)
17 - Johan Santana 2004-05 (13 en 2004, 4 en 2005)
16 - Walter Johnson 1912
16 - Joe Wood 1912
16 - Lefty Grove 1931
16 - Schoolboy Rowe 1934
16 - Randy Johnson 1995-97 (7 en 1995, 5 en 1996, 4 en 1997)
16 - Roger Clemens 2001
Santana necesitó 114 lanzamientos para controlar los bates de Kansas City, permitiendo una sola carrera en 8 entradas, otorgando un boleto y ponchando a 8 rivales. De esos pitcheos, 77 cayeron en zona de strike.

Con esta victoria, el Merideño colocó su marca en 4-0, con efectividad de 3.55 en 33 entradas, contando apenas 3 boletos contra 45 ponches (K/BB de 15 a 1).

En su racha de 17 victorias en 20 partidos abiertos, comenzada el 17 de julio del 2004, Santana tiene los siguientes numeritos:
 IP   H  BB  SO  ERA WHIP  K/9  K/BB  P/J 
137.1 83 26 174 1.77 0.79 11.40 6.69 102.5
...Con menos de un mes de temporada, podemos, oficialmente, comenzar la campaña de Santana para el Cy Young 2005...

Estadísticas cortesía de: Béisbol Report y ESPN.com


26.4.05

¿Go-Go Sox o No-Go Sox?

U.S. Cellular Field, Chicago, IllinoisEn los primeros 20 juegos de la temporada, la noticia más importante sobre los Venezolanos en Grandes Ligas no es la actuación de Johan Santana, ni de Gustavo Chacín, ni de Edgardo Alfonzo.

Es de Guillén, pero no de Carlos Guillén, sino de Ozzie Guillén.

Nuestro primer mánager en el Big Show ha llevado a su equipo a una marca de 16-4, la mejor en los 104 años de historia de la divisa (y también ha llenado titulares de prensa con su batalla verbal con Magglio Ordóñez, pero esa es otra historia).

Por sugerencia de Julio Rojas (y apurándome, no vaya a ser que escriba al respecto antes que yo), decidí analizar la actuación de los renovados Medias Blancas de Chicago, quienes lideran las Grandes Ligas en victorias con su 'pelota inteligente' (que es como la llama Guillén): poco poder, pero mucha 'agresividad' y mucho pitcheo.

¿Qué tan buena es esa marca de 16-4? Bien, revisando las tablas de posiciones luego de los primeros 20 partidos en las últimas 10 temporadas, los Patiblancos no solo no son los únicos en ganar 16 de sus primeros 20, sino que no tienen la mejor marca:

AÑOEQUIPOGP
1995Phillies de Philadelphia155
1997Bravos de Atlanta155
1997Rockies de Colorado155
1997Gigantes de San Francisco155
1998Yankees de New York155
1998Padres de San Diego164
1999Indios de Cleveland155
2001Mellizos de Minnesota155
2001Marineros de Seattle164
2002Marineros de Seattle164
2003Reales de Kansas City164
2003Yankees de New York173
2003Gigantes de San Francisco164

De esos 13 equipos, cinco ni siquiera terminaron de primeros en su División: los Phillies (1995), Rockies (1997), Mellizos (2001), Marineros (2002) y Reales (2003). De los otros ocho, solamente tres llegaron a la Serie Mundial -- los dos equipos de 1998 y los Yankees del 2003.

Si bien esto no demuestra nada sobre las posibilidades de los Medias Blancas de continuar con esta temporada de 'ensueño', sí demuestra que los resultados obtenidos en los primeros 20 partidos no aseguran ni siquiera terminar como Campeón Divisional.

Por otra parte, si aplicamos el método de Pitagoras para determinar el récord esperado de los de Chicago (de acuerdo a su actuación a la fecha), el mismo sería de 13-7 (92 carreras a favor vs. 64 en contra). Esta diferencia de 3 partidos (16 vs. 13) parece poca, pero si consideramos que son tres partidos de veinte jugados, pudiéramos pensar que los Medias Blancas han tenido más suerte que otra cosa -- de hecho, 92 carreras en 20 partidos equivale a 4,6 por partido, es decir, 14% menos que el año pasado (5,3 C/P). Los Medias Blancas han ganado 9 de 10 partidos que se han decidido por una carrera, señal indiscutible de que tienen la suerte de su lado. Y la suerte no suele durar por una temporada completa...

El bateo del equipo es deplorable: .258/.300/.396 -- un irrisorio OPS de .696, con 51 extrabases (29/1/21) y apenas 41 boletos recibidos (2 por partido).

¿Pero es la pura suerte lo que los tiene en primer lugar? En gran parte sí, pero no totalmente. El pitcheo ha estado espectacular, con una efectividad de 2.97, un WHIP de 1.14 y una relación de ponches y boletos de 2 a 1 (bueno, tampoco tan buena). Los abridores están promediando apenas 99.2 lanzamientos por partido, lo que demuestra que Guillén y su coach de pitcheo entienden el valor de un bajo conteo de pitcheos. Tanto los abridores como los relevistas han realizado un excelente trabajo en lo que va de año.

Entonces, si tienen la suerte y el pitcheo de su lado, ¿podemos esperar que sigan ganando? Ni de casualidad.

El solo hecho de que estén en una racha victoriosa (9 de sus últimos 10) hace que la probabilidad de que pierdan sea más alta (aunque las victorias entre un juego y otro no estén relacionadas). Por otra parte, los dos elementos que están logrando que los Medias Blancas sean exitosos son dos de los que se suelen perder con mayor facilidad: la suerte se les puede agotar en cualquier momento, y el pitcheo puede comenzar a sufrir rápidamente si se llegara a lesionar cualquiera de los abridores. El bateo, en cambio, pareciera que no va a mejorar en el futuro cercano: Paul Konerko, el bate más representativo del equipo, apenas tiene un OPS de .877 y eso porque está 'encendido'. Frank Thomas, el otro bateador de poder de la divisa, sigue lesionado y ya está en el ocaso de su ilustre carrera. El resto del equipo puede ayudar a ganar uno que otro partido, pero no son un line-up que genere temor en los lanzadores contrarios.

Y aún hay otro elemento que no he considerado, y que puede estar en contra del equipo en el corto plazo: la intensidad de Guillén como mánager. Pareciera que contar con un dirigente agresivo y dinámico debiera ser un factor de éxito para un equipo, pero esa agresividad y esa intensidad de Guillén pueden ser un elemento más bien negativo si el equipo comienza a perder. El mánager criollo ha dicho en repetidas ocasiones que no admite la derrota y que no acepta que sus jugadores den menos que el 110% en cada juego, y su personalidad puede chocar con los peloteros si comienza a regañarlos y reclamarles por la falta de victorias.

La temporada aún es joven. No ha pasado ni siquiera un mes. Los Medias Blancas van a seguir ganando, quizás por un par de días más, quizás por un par de semanas, pero es prácticamente inevitable que su racha llegue a fin y comiencen a comportarse como un equipo sin poder y sin capacidad de embasarse.

...aunque, con una División tan débil y extraña como la Central de la Americana, ¿quién sabe qué puede pasar?

Y antes de despedirme, los dejo con un dato curioso. El próximo partido que ganen los Medias Blancas será la victoria número 100 de la naciente carrera de Guillén como mánager.


Estadísticas cortesía de: Béisbol Report, Baseball Reference y Retrosheet


El arranque de Santana

En vista de que se me adelantó, voy a hacer trampa: léanse este post que escribió Julio Rojas sobre el arranque 'malo' de Johan Santana. Yo iba a escribir un post similar, pero ya no tiene sentido: el de Julio está más interesante.

Santana lanza nuevamente hoy contra los Reales de Kansas City, en busca de su cuarta victoria de la temporada y la #17 de forma consecutiva desde junio del año pasado...


25.4.05

Ronny Cedeño es el #173

Con la lesión de Nomar Garciaparra, el Venezolano Ronny Cedeño tuvo la oportunidad de convertirse en el criollo #173 que llega a las Grandes Ligas, luego de debutar el día sábado como reemplazo defensivo.

El Carabobeño, nacido el 2 de febrero de 1983, se fue de 3-0 este domingo en partido que los Cachorros de Chicago ganaran 5 por 2 a los Piratas de Pittsburgh, para obtener así sus primeros turnos como bateador.

Curiosamente, Cedeño debutó exactamente 66 años después de Alejandro 'Patón' Carrasquel, el primer Venezolano en jugar en las Grandes Ligas.


PRIMER ANIVERSARIO

Hace un año se me ocurrió comenzar un blog para hablar de una de mis pasiones, el béisbol de Grandes Ligas, y particularmente sobre los Venezolanos jugando en él. La finalidad de esta empresa no era solamente satisfacer una necesidad personal, sino también la de presentar una opinión diferente a la que se ve en los medios más tradicionales.

Siempre he pensado que una gran mayoría de los periodistas criollos, con la mejor intención posible eso sí, suelen dejar de lado la objetividad a la hora de hablar de nuestros peloteros -- los convierten en seres incapaces de equivocarse y les adornan exageradamente sus logros. Esto sucede a veces por pasión, y a veces por desconocimiento de las nuevas maneras para medir el desempeño de un jugador.

En este año he tratado de presentar esas nuevas medidas y de mostrar con análisis la realidad de lo que nuestros peloteros hacen en el Big Show. No siempre lo he logrado, pero hay momentos en los que creo haber encendido una pequeña luz que muestra un camino más claro hacia donde quiero llegar. Ya son 280 posts escritos y apenas estoy comenzando.

Este blog es todavía muy pequeño y con relativamente pocas visitas al día, pero cada vez crece un poco más y le llega a más personas.

A los que me leen, muchas gracias por seguir visitándome y dejándome comentarios. Lo que escribo aquí es para ustedes. Gracias también a Frank Pereiro, Julio Rojas y Manuel Tortolero, por dejarme ser uno más en Béisbol Report, mi otra casa beisbolera en la red

Como parte del aniversario he cambiado el look, espero les guste...


Haz click aquí para ver el primer post de este blog.


24.4.05

¿Quién salvará a los Tigres de Detroit?

Para nadie es secreto el desagrado que tiene el relevista Venezolano Ugueth Urbina de no ser dueño del rol de cerrador con su equipo, los Tigres de Detroit, quienes decidieron firmar al derecho Troy Percival por dos años para que ocupara esa posición.

Urbina ha hecho públicos sus deseos de ser cambiado a otro equipo en el que tenga la posibilidad de salvar juegos, ya que con los Tigres su rol es el de 'set-up' para Percival.

No sé si serán los Dioses del Béisbol jugando con las mentes de Detroit, o qué, pero hasta el partido de ayer (suspendido por lluvia), los Tigres eran el único equipo que no tenía ni siquiera un partido salvado en toda la temporada.

Percival lleva marca de 1-1 con una terrible efectividad de 4.91 en 7.1 entradas, con apenas 2 ponches (2.45 k/9 -- su promedio de por vida es de 10.33) y, como mencioné antes, cero partidos salvados. Para ser justos con él, tampoco es que haya tenido muchas oportunidades. De hecho, a la fecha solo ha desperdiciado una oportunidad de salvar.

Dos semanas de temporada es muy poco tiempo para entrar en pánico y comenzar a hacer movimientos drásticos, pero de continuar Percival con esta actuación, quizás veamos a Urbina con más oportunidades de salvar partidos.


23.4.05

A 66 años del Patón

Hoy 23 de abril se cumplen 66 años del debut de Alejandro 'Patón' Carrasquel, el primer Venezolano en jugar en las Grandes Ligas (y 'patrono' de este blog).

Ese día, el Patón entró de relevo en el cuarto inning, con dos outs y las bases llenas, dominando al inmortal Joe DiMaggio con un débil batazo al pitcher. DiMaggio y Carrasquel se encontrarían en otras oportunidades, particularmente durante la seguidilla de 56 partidos conectando de hit que tuvo el outfielder Yankee en 1941.

En ese mismo partido, Carrasquel logró ponchar a Lou Gehrig y se enfrentó a Bill Dickey, lanzando de esa forma a tres futuros miembros del Salón de la Fama.

Carrasquel fue el primer Venezolano en ganar un partido y en conectar un jonrón en las Grandes Ligas, desde ese entonces, los criollos han ganado más de 1.000 encuentros y han botado la bola en más de 2.900 oportunidades...

Si quieres conocer más información acerca del Patón, aquí te dejo una breve recopilación de su carrera. También puedes visitar su página en Béisbol Report.


Estadísticas cortesía de: Béisbol Report


22.4.05

Abreu en 300

...pero no en .300 de promedio de bateo, sino en 300 dobles.

Se me había escapado comentar esta noticia, pero en esta semana que termina, Bob Abreu conectó su doble #300 de por vida, conviertiéndose de esta manera en apenas el quinto criollo en superar esa marca. Con el ritmo que lleva, a más tardar en el 2007 se debe estar convirtiendo en el segundo Venezolano, además de Andrés Galarraga, en superar los 400 batazos de dos esquinas.

La lista de los cinco primeros es la siguiente:
444 - Andrés Galarraga
394 - Luis Aparicio
389 - David Concepción
353 - Omar Vizquel
301 - Bob Abreu
De igual manera (y también se me había olvidado mencionarlo), el Come dulce anotó su carrera #750, ubicándose ahora en la séptima posición entre los criollos, con la posibilidad de dejar atrás en esta temporada tanto a Oswaldo Guillén (773) como a César Tovar (834) -- igualmente en el 2007 pudiera estar convirtiéndose en el cuarto criollo en pasar la barrera de las 1.000 anotadas. A la fecha acumula 760.

Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


Carlos Zambrano: 106, 111, 108, 118

Esos numeritos que ven junto al nombre de Carlos Zambrano corresponden al número de lanzamientos que ha realizado en cada una de sus salidas del 2005, números que hasta ahora no son alarmantes, pero que le deberían perturbar un poco el sueño al criollo.

No le tengo mucho aprecio al mánager Dusty Baker, particularmente porque suele hacer comentarios que demuestran que sabe menos de béisbol que lo que él cree, pero principalmente por la manera en la que abusa a sus lanzadores.

Es mucha la gente que aún no cree o no entiende la relación entre el número de lanzamientos realizados al principio de la carrera de un pitcher y las lesiones o decrecimientos en desempeño en el futuro. Son pocos los estudios exhaustivos que existen para demostrar esta relación, y a la 'gente de béisbol' le cuesta mucho adaptarse a nuevas estadísticas y metodologías.

Volviendo al caso de Zambrano, debo admitir que es cierto que el criollo aún no ha tenido una lesión seria, y que su rendimiento sigue siendo realmente bueno, pero el criollo es aún muy joven (cumple 24 años en junio) como para que se noten los efectos del abuso.

En el 2002, Zambrano promedió 106 lanzamientos por juego. En el 2003 fueron 112. En lo que va de 2005, en apenas cuatro aperturas, ya está en 111 -- y se espera que este número aumente una vez que entremos en los meses calurosos.

Para que tengan una idea de los efectos de estos abusos, les copio parte de un comentario que hiciera Rob Neyer en su columna en ESPN.com:

"A los 19 años, Dwigth Gooden lanzó 218 entradas y tuvo marca de 17-9. A los 20, lanzó 276.1 y era el mejor pitcher del mundo. A los 21 lanzó 250 y todavía fue excelente. Desde los 22 y hasta el fin de su carrera, solo fue un pitcher promedio (demostrado por su ERA+).

A los 20, Fernando Valenzuela lideró la Liga Nacional en innings lanzados. A los 21 fue segundo en la liga. Continuó siendo sobre trabajado hasta los 27 añots, al punto de convertirse en un lanzador peor que el promedio.

Entre las edades de 21 y 23, Steve Avery promedió 222 innings. Todo el mundo aseguraba que terminaría en Cooperstown. Desde los 24 y hasta los 33, Avery tuvo marca de 46-47 con una efectividad muy por debajo del promedio"
El propio Neyer admite que el número de innings no necesariamente es lo que perjudica a los lanzadores, siempre que se les limite el número de lanzamientos que hacen en cada partido. Para demostrar esto, menciona los casos de C.C. Sabathia, Jeremy Bonderman y Zack Greinke, tres jóvenes lanzadores quienes han pitcheado grandes cantidades de innings, pero a quienes sus mánagers han mantenido con régimenes estrictos de lanzamientos.

Me preocupa que Baker no tome conciencia de esta situación. Entiendo que el bull-pen de Chicago no es el mejor de la liga y que Zambrano se ha convertido en el líder de facto de la rotación ante las lesiones de Prior y Wood, pero me parece que debería buscar la manera de limitar al criollo a 100-105 lanzamientos por partido en lugar de 110-115. A la larga los resultados serán más beneficiosos para todos.

Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


21.4.05

La balanza de Alfonzo

Si bien este no ha sido un mal arranque para los bateadores criollos, solo uno de nuestros toleteros se ha destacado realmente y está siendo noticia casi tan seguido como los lanzadores.

Me refiero a Edgardo Alfonzo, tercera base de los Gigantes de San Francisco, quien ha tenido un comienzo de temporada fantástico (.451/.532/.667) y que pareciera estar enfilado a superar los 200 hits este año. Claro, esto es, si no aceptamos que la actuación de un pelotero durante dos semanas no necesariamente es indicador de lo que hará durante toda la temporada.

En cualquier caso, llama poderosamente la atención la actuación de Alfonzo hasta la fecha, ya que el es uno de esos jugadores que acostumbra a tener un arranque lento (lean este post de Randy Johnson, quien 'sufre' de lo mismo). En los dos años anteriores, el criollo ha tenido el siguiente desempeño en sus primeros 14 juegos (entre paréntesis el mes de abril completo):
2003 - .176/.364/.294 (.174/.287/.256)
2004 - .200/.265/.244 (.219/.296/.288)
Como se ve, sus números no son malos. Son patéticos. En esos dos años, Alfonzo promedió .189 durante el mes de abril completo -- esto, de un pelotero con un promedio de por vida de .288 al comenzar el 2005.

Estos numeritos parecieran indicar que esta temporada es completamente fuera de lo normal para el criollo, ¿no? No tanto. Debo admitir que los engañé: no incluí el arranque de la temporada del 2002, en la que Alfonzo tuvo .417/.517/.479 (.322/.419/.367) -- bastante similar a lo que está haciendo este año. (No hay mucha gente que se haya dado cuenta de esto, pero en esa temporada Alfonzo no tuvo NI UN SOLO DIA por debajo de los .300).

¿Será entonces que Alfonzo está en camino de repetir una temporada como la del 2002? Bien pudiera ser así, ya que es irreal pensar que logrará mantener el ritmo que lleva y terminar le año con 266 hits, 150 carreras anotadas, 58 dobles y 104 boletos, pero sí es factible que alcance 150-160 H, 75-85 CA, 25-30 2B y 60-65 BB, con un OPS más cercano a .850 que a 1.200 (no es Barry Bonds).

Pero ¿a qué se debe esta diferencia entre el 2002 y el 2005 con 2003 y 2004? No lo puedo saber a ciencia cierta porque no he observado a Alfonzo con regularidad, pero se me antoja que en algo debe estar afectando es su peso. Edgardo no es precisamente obeso, pero tampoco tiene un físico ejemplar y en los últimos años ha venido descuidándose y subiendo de peso poco a poco.

Es difícil conocer el peso que tuvo en cada temporada, ya que no es una estadística que se lleve formalmente, pero luego de dar algunas vueltas por internet pude recopilar las medidas aproximadas:
2001 - 188 lb*
2002 - 197 lb**
2003 - 210 lb
2004 - 205 lb
2005 - 187 lb
Estos pesos suelen ser tomados al comienzo de la temporada. Rápidamente se ve que Alfonzo se puso en forma para este año, bajando cerca de 20 libras de peso -- incluso más liviano que lo que estaba en el 2001 y 2002.

Lógicamente, no podemos asociar la actuación de un pelotero a un solo factor (en este caso el peso), pero es indudable que debe existir alguna relación entre ambas cosas. Fíjense el comportamiento de su OPS en relación a su peso:


En principio, su OPS siguió una tendencia de alza bien interesante y hasta cierto punto esperada, que de pronto se vió afectada -- coincidencialmente cuando comenzó a subir de peso. Hay un leve incremento en el 2002, pero ese fue el último año de su contrato con los Mets, y suele presentarse ese tipo de 'pico' cuando un pelotero está buscando firmar un nuevo contrato.

Como dije al principio, no veo a Alfonzo manteniendo el ritmo endiablado con el que empezó el año, pero es posible que termine la temporada con sus mejores números desde que llegó a San Francisco (algo que el equipo necesita desesperadamente por la ausencia de Bonds). Quizás es que recobró la confianza, quizás se sintió amenazado de perder su titularidad, o quizás, tomó la decisión de hacer más ejercicio y cuidar su dieta, y en consecuencia mejoró su agilidad y su flexibilidad y redujo la posibilidad de lesionarse (siempre ha tenido problemas con la espalda, algo que sucede mucho en la gente con sobrepeso). O quizás sea pura suerte y dentro de tres semanas esté bateando .250...

No sé la respuesta, pero si alguién me pidiera que explicara cómo está haciendo Edgardo Alfonzo para liderar las Grandes Ligas en bateo, probablemente diría que tiene que ver con su peso.

* 1 lb = 0,454 Kg (aprox.)
** No conseguí la información del 2002, así que realicé una extrapolación con la de los años anteriores y posteriores


20.4.05

¿Qué hace Ramón Hernández parado en tercera?

Ayer, Ramón Hernández conectó un triple. Apenas el segundo de su carrera -- en sus primeros 2.278 turnos al bate, repartidos a lo largo de 6 temporadas, el careta criollo logró un solo batazo de tres esquinas (de hecho, necesitó casi 1.400), mientras que en esta temporada solo requirió de 45 viajes al plato.

¿Quiere decir esto que la proyección de que conecte 12 triples este año es posible? No. Ni de casualidad. Pero igual, fue divertido ver a Ramón Hernández parado en tercera base, sin ayuda de sus compañeros, por segunda vez en su carrera...

En comparación, el recordado Baudilio Díaz, el único receptor criollo que ha catcheado más veces que Hernández, conectó 5 triples en 3.274 turnos...es decir, a Hernández le quedan 96 turnos para intentar conectar 3 tripletes si quiere estar igual que Baudilio.

Otro dato curioso de Hernández este año: al terminar la primera semana de la naciente temporada solo dos criollos habían logrado robarse al menos una base. Omar Vizquel llevaba 4. ¿El otro robador? Hernández...quien estafó su quinta almohadilla de por vida, igualando de esa forma su marca personal para una temporada (1 base robada) -- apenas se robe una nueva base tendrá un nuevo récord propio...

Estadísticas cortesía de: Béisbol Report


17.4.05

¿Santana? ¡Chacín!

La era dorada de los lanzadores Venezolanos, como tanta gente ha dado por llamar a este momento en el que quizás sean nuestros pitchers quienes estén dando más que comentar que los bateadores (claro, nadie le ha explicado eso a Edgardo Alfonzo), cuenta ahora con 'otro' zurdo destacado.

Me refiero a Gustavo Chacín, el último criollo en debutar en el 2004, quien logró anoche su tercera victoria del año, dejando en blanco a Richard Hidalgo y los Rancheros de Texas por espacio de 8 entradas.

Con su última actuación, el criollo colocó su efectividad en una microscópica 1.42, a la vez que bajaba su WHIP a 0.89. Chacín ha permitido apenas 3 anotaciones en 19 innings lanzados esta temporada, y aunque no ha demostrado ser un lanzador de poder (apenas 10 ponches en tres salidas), es indudable que tiene un buen control (4 boletos) y dominio sobre los contrarios, quienes solo le han podido conectar para .188.

Las tres victorias de este año colocan su marca vitalicia en 4-1, en la que se notan dos curiosas coincidencias de su aún joven carrera: Chacín ha salido con decisión en cada uno de los partidos que ha lanzado (5), habiendo ocurrido todos como visitante -- es decir, aún no ha lanzado en el Sky Dome de Toronto

Estadísticas e imagen cortesía de: Béisbol Report


16.4.05

Johan y Ben

El lanzador derecho de los Cerveceros de Milwaukee, Ben Sheets, acaba de firmar una extensión de cuatro años por el monto de $38.5 Millones. Esto me recordó, casi de inmediato, que el más reciente Cy Young, el zurdo Merideño Johan Santana, recibió un contrato muy similar; $40 Millones por cuatro años.

Como se ve, la diferencia en salarios es mínima (sin entrar en el detalle de los pagos anuales de cada uno, claro), lo que me hizo preguntar ¿cuál de los dos salió beneficiado?, o ¿cuál de los dos pudo conseguir algo mejor?, o, lógicamente, ¿serán tan similares como lanzadores que deban ganar lo mismo?

En principio, las diferencias subjetivas son claras: Santana es un zurdo que juega con un equipo campeón de división de la Liga Americana; Sheets es un derecho que juega con un eterno sotanero de la Liga Nacional. Santana es morenito, Sheets es casi catire.

Pero ¿qué muestran sus numeritos? Comparemos primero su desempeño del año pasado -- año en el que ambos dieron 'el salto' de peloteros 'normales' a super estrellas (y que fueron considerablemente mejores que sus años anteriores)

Todos sabemos que Santana obtuvo el Cy Young de la Americana de forma unánime, mientras que Sheets resultó noveno en la votación de la Liga Nacional, con apenas un punto. ¿Fueron tan disímiles sus actuaciones? Veamos:

Lanzador G  P  ERA  JI  IP    H  BB SO  WHIP  K/9  ERA+
Santana 20 6 2.61 34 228.0 156 54 265 0.92 10.46 182
Sheets 12 14 2.70 34 237.0 201 32 264 0.98 10.02 154
No son tan diferentes ¿o si? Varios de los renglones son perfectamente intercambiables entre los dos: efectividad, innings lanzados, ponches, WHIP, K/9. Donde Santana limita a los contrarios a batear, Sheets lo iguala con su control (en consecuencia el WHIP casi idéntico). Santana es levemente mejor en todas las demás categorías y sobradamente mejor en una en particular: la ERA+ del criollo es 182, es decir, fue 82% mejor que la de un lanzador promedio de la Americana, mientras que la de Sheets fue de 154 -- un número por demás excelente, pero que palidece frente a la salvajada lograda por Johan.

Pareciera entonces que, al menos en el 2004, Santana fue mejor que Sheets; no por mucho, pero mejor sin duda.

...y por supuesto, hay que destacar la impresionante racha de 13 ganados que tuvo el criollo en la segunda mitad del año. Solo por eso, Santana sale claramente por encima en esta comparación.

Si vemos sus numeritos de por vida, nos encontramos con:

Lanzador G  P  ERA   JI  IP    H  BB  SO  WHIP  K/9 ERA+
Santana 43 18 3.47 75 624.1 519 220 663 1.18 9.56 136
Sheets 45 53 3.92 127 825.2 836 193 685 1.24 7.46 107
Ahora si se ve una diferencia más clara. Santana ha lanzado menos entradas, por haber trabajado la mayor parte del tiempo como relevista, y sin embargo tiene mejor tasa de ponches (casi dos más por cada 9 innings lanzados).

El balance entre los hits permitidos por Sheets y las bases por bolas dadas por Santana desaparece (aunque el comportamiento sigue siendo similar). A pesar de dar más boletos en menos innings, Santana ha permitido muchísimos menos hits que Sheets (quien de hecho ha permitido más de uno por inning lanzado). Esto hace que el WHIP ya no sea igual, el del criollo es levemente mejor.

Pero lo más interesante es la ERA+. Según este indicador, Sheets se ha comportado como un lanzador promedio durante toda su carrera (tres años por debajo y un año por encima), mientras que Santana es considerablemente mejor (36%) y en las últimas tres temporadas 50% mejor

¿Qué nos dice todo esto? Que Johan Santana ha sido un mejor lanzador, en promedio, que Ben Sheets (el que Sheets juegue para un equipo de segunda división se nivela al 'tiempo perdido' por Santana cuando trabajaba en el bull-pen). No sé si esto garantiza que en los próximos cuatro años esta tendencia se mantenga, pero este pareciera ser el caso, ya que el 'salto' no fue tan grande como en el caso de Sheets, es decir, la actuación de Santana en el 2004, si bien fantástica, sigue relativamente la tendencia que tenía en sus años anteriores, mientras que la temporada de Sheets es bastante diferente a las anteriores, por lo que incluso pudiera tratarse hasta de un 'año de carrera' y no se repita (admitiendo que el comienzo de temporada de Sheets parece negar esta suposición).

Basándome en eso, me da la impresión que el contrato de Santana debería ser algo mejor -- no considerablemente mejor, pero con una diferencia de unos cinco millones al menos, y no de uno y medio...

Estadísticas e imagen cortesía de: Béisbol Report


15.4.05

Marcos Carvajal es el #172

Luego de realizar nueve lanzamientos en relevo en partido que los Rockies de Colorado perdieran 14-6 con los Padres de San Diego, el derecho Marcos Carvajal se convirtió en el criollo #172 en debutar en las Grandes Ligas este pasado 06 de abril.

El Venezolano, nacido el 19 de agosto de 1984, lanzó por espacio de una entrada, sin embasar a nadie, ni permitir carrera.


7.4.05

Noticias: Silva también victorioso

El "otro" abridor Venezolano de los Mellizos de Minnesota, Carlos Silva, repitió la hazaña de su compatriota Johan Santana del día anterior, al salir victorioso frente a los Marineros de Seattle por score de 4-1.

Silva trabajó por espacio de 7 entradas, en las que permitió 9 hits y una sola carrera, sin ponchar o bolear a ningún contrario.

En ese mismo partido, el dercho Juan Rincón obtuvo su primer 'aguantado' del año, al lanzar el octavo inning, en el que se le embasó un contrario por hit, pero en el que también retiró a dos por la vía del ponche. Luis Rivas jugó como corredor emergente y luego se quedó a la defensiva, pero no tuvo turnos al bate.

Bob Abreu se fue en blanco en cuatro oportunidades, en partido en el que los Nacionales de Washington obtuvieran la primera victoria de un equipo de Grandes Ligas de esa ciudad en 34 años, venciendo a los Phillies con pizarra de 7 a 3. En ese partido, Brad Wilkerson bateó la escalera por segunda vez en su carrera.

En partido en que los Tigres de Detroit fueron derrotados por los Reales de Kansas City, Carlos Guillén se fue de 4-3, Omar Infante bateó de 3-0 con una empujada, y Magglio Ordóñez se fue en blanco en dos oportunidades, antes de salir del juego a causa de mareos.

Los Medias Blancas de Chicago volvieron a ganarle a los Indios de Cleveland, en juego en el que el recién firmado Víctor Martínez se fue de 2-0, pero logrando embasarse en tres ocasiones por boleto (incluyendo dos intencionales). En dicho partido, el derecho criollo, Freddy García, abrió por los Patiblancos, pero se fue sin decisión luego de lanzar 6 entradas en las que permitió 2 carreras, 3 boletos y ponchó a 6 contrarios.

El campocorto Marco Scutaro, jugando gracias a la lesión del titular Bobby Crosby, aprovechó la oportunidad para conectar de 3-2 con una anotada y dos boletos, en partido que los Atléticos de Oakland ganaran 9-0 a los Orioles de Baltimore. El también Venezolano, Melvin Mora, se fue en blanco en cuatro turnos.

En Anaheim, los Rancheros de Texas ganaron en extra-innings por 3-2 a los Angelinos apoyados en el primer jonrón de la temporada de Richard Hidalgo, quien conectó de 4-3 con dos empujadas, una anotada y un ponche. Por los Californianos, Juan Rivera se desempeñó como bateador designado, conectando un hit en cuatro turnos y recibiendo un boleto, mientras que Maicer Iztúris jugó solo a la defensiva. El relevista Francisco Rodríguez lanzó por dos entradas, permitiendo un hit y ponchando a dos rivales.

El segunda base José Castillo se ponchó en su único turno en el partido que perdiera su equipo, los Piratas de Pittsburgh, ante los Cerveceros de Milwaukee.

En otro partido que necesitó extra-innings, Miguel Cabrera se fue de 5-0 y Alex González de 4-1 en victoria de los Bravos de Atlanta 2 por 1 frente a los Marlins de Florida. El receptor Eduardo Pérez se fue de 6-0, jugando por el lesionado Johnny Estrada.

Miguel Cairo debutó con los Mets de New York como emergente, yéndose de 1-0 en derrota de su equipo por 9 a 5 frente a los Rojos de Cincinnati.

El careta Ramón Hernández tuvo otra buena actuación, ya que aunque no conectó hit en dos oportunidades, sí se embasó tres veces por boleto y anotó dos carreras, en partido en el que los Padres aplastaran a los Rockies con score de 14-6. En ese mismo juego, Luis González apareció como emergente, fallando en un turno.

Edgardo Alfonzo y Omar Vizquel siguen dando de qué hablar en San Francisco, luego de irse de 5-2 y de 3-1, respectivamente, en derrota sufrida frente a los Dodgers por pizarra de 10-4. Por los de Los Angeles, el campocorto César Iztúris bateó de 5-0.

Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


6.4.05

Noticias: Primer triunfo de Santana

El zurdo criollo Johan Santana obtuvo ayer su primer victoria del año y la número catorce de forma consecutiva desde junio del año pasado. Pero en esta ocasión, Santana tuvo que sudar un poco, al permitir cuatro anotaciones a los Marineros de Seattle en la primera entrada -- la primera vez que recibe más de tres carreras en sus últimos 23 partidos, rompiendo la segunda racha más larga de la historia (Dwight Gooden tiene e récord con 24).

Luego de esa primera entrada, en la que necesitó 29 lanzamientos, Santana volvió por sus fueros y retiró a 14 de los próximos 15 bateadores que enfrentó. Su efectividad quedó en 7.29, con 6 ponches en 5 entradas lanzadas.

En ese mismo encuentro, Luis Rivas conectó de 4-2 y Juan Rincón lanzó un inning en blanco.

Otro criollo victorioso en el día de ayer fue Gustavo Chacín, nuestro Grande Liga más reciente, quien maniató a los Devil Rays de Tampa en partido en que los Azulejos de Toronto ganaron 6 a 3. El nuestro lanzó 5 entradas, permitiendo 1 carrera, otorgando 1 boleto y ponchando a 3 rivales, para dejar su efectividad en 1.80.

En el juego que los Angelinos de Los Angeles de Anaheim ganaran 3 a 2 a los Rancheros de Texas, el relevista Francisco Rodríguez obtuvo su primer salvado del año, luego de ponchar a un contrario y retirar el noveno inning en blanco. Su compatriota Maicer Iztúris entró al partido como corredor emergente y se quedó fildeando, pero no tuvo turnos al bate aunque anotó una carrera. En el lineup de Texas apareció Richard Hidalgo como quinto bate, terminando de 4-0 con dos ponches.

Miguel Cabrera conectó de 5-2 con dos anotadas y Alex González se fue en blanco en cuatro turnos, en juego que ganaran los Marlins 9-0 a los Bravos de Atlanta. El receptor Eduardo Pérez jugó como reemplazo y se fue de 2-0 con 1 ponche.

En la costa oeste las cosas estuvieron movidas, ya que tanto César Iztúris como Edgardo Alfonzo se fueron para la calle en partido que los Gigantes de San Francisco ganaron 4 a 2 a los Dodgers. Alfonzó conectó además un doblete y empujó dos carreras. En el mismo partido Omar Vizquel hizo su debut en la Liga Nacional, bateando de 3-2 con doble y base robada. Giovanni Carrara, lanzando por los Dodgers, recibió una carrera en un tercio de inning y cometió un error fildeando.

Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


5.4.05

Noticias: Magglio ovacionado y otras novedades

El jardinero derecho de los Tigres de Detroit, el Venezolano Magglio Ordóñez, recibió una ovación por parte de los más de 44.000 fanáticos que asistieron al partido inaugural en el Comerica Park, en el que el equipo felino derrotó a los Reales de Kansas City por score de 11 a 2.

Ordóñez se fue de 4-0, con un boleto, una anotada, un ponche y 5 corredores dejados en base.

En el mismo partido, los también criollos Carlos Guillén y Omar Infante se fueron de 4-1 y 5-1 respectivamente, mientras que el relevista Ugueth Urbina lanzó una entrada, en la que permitió un hit y una carrera limpia (a través de un jonrón) y ponchó a un bateador.

En otros partidos, el receptor Ramón Hernández se convirtió en el primer criollo en conectar un vuelacerca este año, en partido que los Padres de San Diego perdieran ante los Rockies de Colorado 12-10. Hernández bateó de 4-2, con una empujada y dos anotadas, además de recibir un boleto.

Melvin Mora ayudó a darle una victoriosa bienvenida a Sammy Sosa, al conectar doblete impulsor en juego en el que los Orioles de Baltimore blanquearan a los Atléticos de Oakland 4-0. En el mismo juego, el campocorto Marco Scutaro se fue de 2-1 y el relevista Jorge Julio lanzó una entrada en la que no permitió hits ni carreras, y ponchó a un rival.

Los Medias Blancas de Ozzie Guillén salieron victoriosos en cerrado encuentro en el que derrotaron 1 a 0 a los Indios de Cleveland. El lanzador Mark Buehrle lanzó pelota de dos hits frente a la tribu, uno de los cuales fue conectado por Víctor Martínez, quien se fue de 3-1.

Luis Rivas conectó de 3-1 en partido que los Mellizos de Minnesota perdieran 5 carreras por 1 contra los Marineros de Seattle. Para hoy martes se espera el debut del Cy Young reinante, el zurdo Johan Santana.

Los Cerveceros de Milwaukee aplastaron 9 a 2 a los Piratas de Pittsburgh en partido en el que el criollo José Castillo no conectó imparables en tres oportunidades.

El 'Come dulce' Bob Abreu se fue de 5-1 con una carrera anotada y un ponche en juego que los Phillies ganaran a los Nacionales de Washington en el primer partido de Grandes Ligas en la capital Norteamericana en 33 años. El score final fue 8 a 4.

Y para terminar, el derecho criollo Carlos Zambrano, lanzando su primer partido inaugural, se fue sin decisión al lanzar por espacio de 4.2 entradas en las que permitió 7 imparables y 3 carreras limpias, además de otorgar 4 boletos y ponchar a 8 rivales. Zambrano necesitó 106 lanzamientos, 57 de ellos strikes, para sacar 14 outs. El resultado del partido fue 16 a 6 a favor de los Cachorros.

Estadísticas e imágenes cortesía de: Béisbol Report


4.4.05

Empezando con mal pie: Robert Machado suspendido

El careta criollo Robert Machado, quien actualmente se encontraba jugando en la sucursal AAA de los Rancheros de Texas fue dejado libre por el equipo luego de que saliera positivo en una prueba anti-drogas.

Machado es uno de 38 peloteros de ligas menores que dieron positivo en sus exámenes en el uso a alguna sustancia prohibida por el Major League Baseball.

No se dieron a conocer los detalles del examen de Machado, ni cuáles serían las sustancias que encontraron en su organismo, pero se le aplicó el mismo castigo que al resto de los peloteros, una suspensión por 15 partidos. Unicamente David Castillo, del equipo A de los Atléticos de Oakland recibió una sentencia superior, por 60 partidos.

Update: entre los 38 peloteros suspendido, Machado no es el único criollo. Según comentarios del amigo Makiavelo, también están en la lista Javier Herrera, Elvis Avendaño, Robinson Chirinos, Renee Cortéz y Luis Pérez.

Imagen cortesía de: Béisbol Report


3.4.05

PLAY BALL 2005


La temporada 2005 ya está aquí...hoy, Medias Rojas de Boston vs. Yankees de New York...este año espero poder traerles cosas muy interesantes sobre los criollos en las Grandes Ligas, tanto aquí en Patón, como en Béisbol Report, en donde tenemos un juego de predicciones sobre resultados de los juegos dominicales -- los invito a que participen, solo tienen que registrarse en los foros


1.4.05

Andrés Galarraga 1985-2004

El 23 de agosto de 1985, los Expos de Montreal le dieron la oportunidad de debutar en las Grandes Ligas a Andrés Galarraga, quien de esta manera se convertía, a los 23 años de edad, en el Venezolano número 39 en jugar en el mejor béisbol del mundo.

Andrés formaría parte del extinto equipo Canadiense hasta la temporada de 1991, para pasar a jugar con los Cardenales de St. Louis. Para ese momento, el criollo había estado lesionado y su rendimiento se había visto drásticamente afectado, por lo que muchos pensaron que su permanencia en el Big Show no sería larga, pero durante su estadía en la ciudad del arco gigante, Galarraga conoció a Don Baylor, quien para ese entonces era el coach de bateo del equipo. Baylor lo ayudó a recuperarse luego de una fractura en la muñeca causada por un pelotazo, cambiándole la forma de pararse en el plato para enfrentar a los lanzadores.

Durante la segunda mitad de 1992, el Gato perfeccionó su nueva manera de batear, pero no fue sino hasta el año siguiente que tuvo la oportunidad de demostrarle al mundo la clase de pelotero que era. En 1993 las Grandes Ligas se expanden para agregar dos nuevos equipos: los Marlins de Florida y los Rockies de Colorado. Estos últimos contratarían a Baylor como su primer mánagar, y lo primero que este hizo al asumir el cargo fue exigir la selección de Galarraga, quien de esa manera se convirtió en la primera estrella en firmar con el equipo montañoso.

A partir de esa temporada, la estatura de Andrés como pelotero creció exponencialmente, comenzando a acumular excelentes números ofensivos (seguramente ayudados por la altura del estadio, pero no lo suficiente como para restarle méritos al nuestro). En esa primera temporada, Andrés obtiene el título de bateo con un fenomenal promedio de .370 (el más alto en 45 años para cualquier pelotero no llamado Tony Gwynn), y en años siguientes dominaría su liga también en jonrones y empujadas, estableciendo en cada oportunidad, una nueva marca para peloteros criollos.

Luego de seis temporadas con los Rockies, Andrés pasa a vestir la camisa de los Bravos de Atlantal, eternos campeones divisionales, con quienes demuestra que su bate era real y no un efecto óptico causado por la altura de Denver.

Pero con las cosas buenas también llegaron unas malas. Ese mismo años, Andrés es diagnosticado con el Mal de Hodgkins, una forma de cáncer, que lo obliga a perder la temporada de 1999 completa. Pero Andrés tuvo la fuerza de espiritú suficiente para reponerse de su enfermedad (con ayuda médica), regresando al diamante en el 2000.

Después de esa temporada, su rendimiento comenzó a bajar, en parte por haberse debilitado por su enfermedad y por un recaimiento en la misma, y en parte por el envejecimiento natural de los peloteros. En esta etapa, el Gato jugó para diferentes equipos, incluyendo a los Rancheros de Texas, los Gigantes de San Francisco, los Angelinos de Anaheim y un retorno a sus queridos Expos.

Luego de 20 años y 19 temporadas, Andrés se retiró luego de participar en el entrenamiento de verano del 2005 como invitado por parte de los Mets de New York, con quienes intentó jugar una última zafra.

Al momento de su retiro, Galarraga lidera varias categorías ofensivas para peloteros criollos, incluyendo jonrones, dobles, carreras empujadas, bases alcanzadas y ponches, además de estar entre los diez primeros en muchas otras.

Sus numeritos de bateo son los siguientes

JG

AB

H

2B

3B

HR

CA

CE

BB

SO

BR

.AVG

.SLG

.OBP

2257

8096

2333

444

32

399

1195

1425

583

2003

128

.288

.499

.347


Galarraga fue premiado con dos Guantes de Oro por su habilidad como fildeador, en las temporadas de 1989 y 1990, y recibió el premio Silver Slugger como el primera base mejor bateador de la Liga Nacional en 1988 y 1996. En seis ocasiones (1988, 1993, 1994, 1996, 1997, 1998) terminó entre los diez primeros en la votación para el Jugador Más Valioso.


Si quieres ver la lista completa de Venezolanos, haz click aquí